lunes, 20 de octubre de 2008

La clase obrera



¿Quién me mandará adelantar los temas que voy a tratar en este lugar? Todo me pasa por esta lengua mía, vivaz y madrugadora… Así que nada, como lo prometido es deuda, hoy trataré la prosa de Steinbeck, que no es poco...
Todo empezó el otro día, corriendo. Salí a trotar con un amigo aficionado a la maratón (ese sí que corre y no yo). Este amigo mío, pureta en ciernes y proletario -aunque él se empeñe en lo contrario-, me pidió consejo sobre lectura; estaba algo decepcionado con los libros leídos últimamente y necesitaba dar un giro a sus inclinaciones literarias.
Odio que me pidan consejo, más que nada porque uno no sabe si acertará con la sugerencia..., esto de la lectura es un acto íntimo, e inmiscuirse en el pudor de otros no es muy aconsejable…, te puede salir el tiro por la culata.

Aprovechando que esa misma tarde había acudido a la biblioteca a husmear un poco, y que mis ojos se habían topado con la “STE” (autor) de la CDU, pensé que cualquier obra de John Steinbeck podía ser del agrado de mi amigo. Como “La perla” es un libro que ser aleja algo del mundo obrero que impregna toda la obra del autor, y que “Las uvas de la ira” es una lectura mucho más “adulta”, me decidí por un título intermedio, “De ratones y hombres”, una novela de pequeño formato, realista, de tintes dramáticos, algo entrañable y bastante dura.
La prosa política de Steinbeck, con sus connotaciones sociales, es una buena manera de comenzar a leer, sobre todo en la adolescencia, cuanto se desarrolla el pensamiento crítico y el joven comienza a formar parte del mundo (según muchos psicólogos… a un servidor, esta cuestión le resbala…, todos formamos parte del mundo hasta que se demuestre lo contrario). El simbolismo y la emotividad de muchos de sus personajes, infieren en nosotros la necesidad de explorar en la motivación del hombre, sus miedos, sus anhelos. También habla sobre la rebelión ante el sistema, ya que el prisma con el que trata a los desfavorecidos, concretamente al trabajador, se sustenta en un socialismo estricto.
Lejos de opciones políticas, lean, y se formarán su propio sistema de creencias y valores. Es necesario rayar un horizonte propio, sin concesiones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...