miércoles, 12 de noviembre de 2008

A la atención de Víctor Moreno


Estimado Víctor Moreno:

Le remito la presente para agradecerle, de modo sincero y cortés, los pensamientos recogidos en su obra No es para tanto. Divagaciones sobre la lectura[1]. Quizá no sea una de las obras más aclamadas por el conjunto de sus lectores, pero, a mi modo de ver las cosas, creo que, el manojo de dardos ensayísticos que se reúnen bajo el título antes citado, es imprescindible para comprender la realidad lectora. Es cierto que me he sentido gravemente herido por algunos de ellos pero, como hombre instruido que me considero –no sólo en cuanto a libros se refiere…-, he conseguido reponerme con prontitud.
Quizá a muchos les resulte pecaminoso el contenido de su libro (cosa que, le confieso, me alegra sobremanera), a otros vano, y a los últimos, indiferente, pero la verdad es que se necesitan espíritus críticos que nos permitan deconstruir esta realidad ficticia en la que muchos nos hemos imbuido.
Y voy más allá afirmando que su libro es útil. Útil si atendemos a lo necesario de las crisis para cimentar nuevas visiones del mundo y útil por su enorme sentido práctico, ya que lo cierto es que no es para tanto...
Por último, decirle que disiento con usted en cierta reflexión recogida en su obra. Leer me ha hecho libre, no en la totalidad del adjetivo, pero sí en una parcela de mi existencia: en aquella a la que se refiere el poder haber leído su libro.

Atentamente,

Román Belmonte.


[1] MORENO, Víctor. 2002. No es para tanto. Divagaciones sobre la lectura. Zaragoza: Prames. Col. Las Tres Sorores. ISBN 84-95116-50-2
Ilustración: Patricia Metola

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...