martes, 9 de diciembre de 2008

Decepciones





De vez en cuando, mientras contemplo alguna exposición, generalmente pictórica, me asalta ese comentario en voz baja que me repite una y otra vez “¿Y esto es arte?”. Pese a ello y mi relativa instrucción (lo poco o mucho que sé de arte lo he aprendido pasando la mañanas de los domingos en el Museo del Prado… ¡En algún sitio había que esconderse del consumismo y del frío!), no me aventuro en ejercer de crítico de arte (no está un servidor para tantas masturbaciones mentales…), así que, lo más que hago es decir si me gusta o no.
No sólo frente a un cuadro me hago semejante cuestión, sino que la extrapolo al mundo literario, concretamente a la ilustración infantil. Les sorprenderá saber que, por mucho que me guste una historia, si las ilustraciones que la acompañan me parecen horrorosas, el libro lo mando –como decimos por aquí- a tomar por el pijo. Lo cierto es que estos casos no abundan mucho, sobre todo porque soy bastante selectivo, pero en ciertas ocasiones, si me dejo llevar por el nombre de algún/a autor/a fetiche o de renombre, me doy de bruces con alguna castaña pilonga, que por otro lado, nunca viene mal. El último caso de esta índole se me ha presentado con la última obra de Kveta Pacovska que he sufrido (puntualizo que anonadado). La genial Kveta, no sé por qué inconcebible razón se ha dejado llevar -seguramente o por su mala intuición, o por un hado vengativo- en sus ilustraciones de Caperucita Roja (Kókinos). Siento ser tan duro e incluso cruel, con esta maravillosa ilustradora, pero, aunque sea difícil, les reto, queridos lectores: comparen las ilustraciones de El pequeño rey de las flores o Hasta el infinito (dos ejemplos elegantísimos) con las del anteriormente citado título. Seguramente será una ardua tarea, pero existe algo delicadamente sutil, casi inapreciable que las diferencia de manera drástica. Vean y comparen.

2 comentarios:

sandrauve dijo...

Vaya, una lástima la verdad.
Descubrí a Kveta hace ya muchos años y la admiro una barbaridad.
a ver si encuentro el de Caperucita y le echo un ojo...

Supongo que estará en La Central.

Gracias por el post.

Sandra Uve

Toñi タンポポ dijo...

Hola!!

Quizás este comentario llega a destiempo, a juzgar por la fecha del post, pero estaba buscando información sobre Kveta y me he encontrado con tu blog.

Que me encanta.

Así que, como un blog se alimenta de comentarios y los que lo hacen bien deben saberlo, pues nada, me suscribo a él y trataré de seguir tus sabios consejos y suculentas opiniones.

Un abrazo desde el verano de 2010.

Toñi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...