lunes, 23 de marzo de 2009

De orinales


Para todos/as los/as que pierden la paciencia sobre el orinal o la taza del váter.

Les pongo sobre aviso de que empezaré la semana de forma un tanto escatológica… Ya saben lo que me gusta el tema de la excreción y otras necesidades fisiológicas básicas… Algunos pensarán que soy un cerdo, pero no lo puedo evitar: me produce grata risa hablar y leer sobre lo que rodea a la orina y los excrementos.
Es curioso que a la mayoría de los adultos les repugne la idea de la defecación, asunto que, a la par de natural, es necesario para nuestra supervivencia, y que a los niños les resulte tan jocoso… Eso sí, está claro que las bromas de mal gusto y otros actos con premeditación y alevosía, con la mierda como leitmotiv, pierden esa inocencia infantil que nos pueden hacer esbozar una sonrisa y nos cabrean hasta el punto del hartazgo, léanse ventosidades malolientes, suciedades evitables y ciertos atascos del desagüe… En fin, que guarros, haberlos, “haylos”.
Y para hablar de actos excretores, este lunes he escogido El arte de la baci, el álbum ilustrado de Jean Clavarie y Michelle Nikly que, con muy buen humor y algo de rima, nos relatan los pormenores que tiene el arte del orinal (lo peor de este libro es la traducción del título… me gusta más “orinal” que “bacinilla”, de ahí viene lo de “baci”, ya que resulta hasta cursi e incomprensible). Cabe destacar las estupendas ilustraciones de Clavarie, muy expresivas y caricaturescas, que narran lo divertido que puede ser el momento de la defecación... incluso su espera…
Y poquito más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...