viernes, 28 de mayo de 2010

Vacas...


Adoraba el sonido ritmico de la leche cayendo en el cubo..., cremosa, tibia. Nadie diría que fui nieto de un granjero que ponía nombres como Ceniza o Jilguera a sus vacas...

Como peso muchos kilos
soy un animal tranquilo.

En el norte vivo suelta
y puedo darme una vuelta.

Trasgo hierba y como pienso,
tengo un apetito inmenso.

Tanto ahora como antes
siempre he sido un rumiante.

Me miran mucho los perros
si llevo puesto el cencerro.

Si veo una mosca sola
la golpeo con mi cola.

En mi piel hay grandes manchas,
blancas y negras, muy anchas.

Una cosa me descubre:
lo grande que son mis ubres.

Mi familia es un tesoro,
y mi marido es el toro.

Nazca en mayo o en febrero
mi hijo siempre es un ternero.

Leche, mantequilla y queso;
sirvo para todo eso.

A Suiza o a Holanda,
siempre voy donde me mandan.

Si alguna no está delgada
dirán que es de mi manada.

Aunque esté atada a una estaca
no dejo de ser la …

Rafael Ordóñez Cuadrado.
Animales muy normales.
Ilustraciones de Susana Fernández Igual

2005. Madrid: Alfaguara

2 comentarios:

HR Nature dijo...

Hola, de nuevo felicidades por tus recomendaciones de libros que publicas, tienen unas magníficas ilustraciones.Te recomiendo el
Animalario del Doctor Revillod, editado por el Fondo de Cultura Económica. Editorial mexicana. Espero puedas visitar mi blog, quizá te agrade y te unas a el, nuevamente te dejo la dirección hrnature.blogspot.com

Gracias.

Monty dijo...

Coincido con el comentario anterior... tus recomendaciones son de lo más interesantessss, atraen las ilustraciones... Felicidades por el blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...