lunes, 16 de mayo de 2011

En el país de las maravillas...







Y así reflexiono en voz alta desde que un par de profesores de Filosofía se interpusieron en mis lozanos dieciséis años… Si las bases de la democracia se establecen en torno a la libertad como ciudadano, ¿por qué votar es un deber?; ¿Tiene el mismo valor el voto del vecino del cuarto que el de un servidor?; Cuándo uno vota, ¿lo hace como ciudadano o como individuo?; ¿La democracia se basa en la voluntad colectiva o en la individual?... En fin, que después de tanto cocido intelectual, que no maragato, es preferible tumbarse a la bartola y dejar descansar al organismo de tanta indigestión, no sea que entre pitos y flautas nos dé por el suicidio (o la eutanasia…
Algún cacao semejante llevaría mi admirado Lewis Carroll, pseudónimo de Charles Lutwidge Dodgson, cuando parió a su famosa Alicia, esa niña un tanto pava que se perdió en un lugar surrealista y extraño conocido como País de las maravillas… Añado además que, si como dicen algunos, esta novelita pretendía ridiculizar y satirizar el mundo inglés de entonces haciendo uso del sinsentido literario, abogo por erigir una estatua de este autor en cada foro, en cada hemiciclo, que recuerde a los que gobiernan que el pueblo, como si de una minúscula Alicia se tratase, es capaz de dejar en evidencia, de ridiculizar a los poderosos, a las reinas de corazones más odiosas, estrafalarias y déspotas.
Sigan mi consejo y aprovechando la cercanía de unas elecciones que prometen cambios, así como la publicación de las aventuras de Alicia ilustradas por la genial Rebecca Dautremer a cargo de Edelvives, lean.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Roman soy un alumno tuyo del ies Jorge Manrique de Motilla del Palancar esta bien el blok.
Hoy me he dado cuenta que tenias este blok iba a buscar información sobre otro y vi tu nombre y dije me parece que este el el profesor de C.NATURALES.

Un Saludo

miriabad dijo...

Me gusta el anónimo de ahí arriba...
En fin, entre que me recordaste mi viaje de fin de curso de COU y que hace poco que me comentó una compañera que ve a menudo a mi profe de Literatura de 3ºBUP,... ¡ando con una añoranza de aquellos profes y aquella época! Es genial, por cierto, la edición de Alicia de Martin Gardner.
¿Te gusta Rebecca D. entonces? A veces parece que la has tildado de 'hasta en la sopa'.
La historia de Alicia es genial. Aún en este mundo real, yo me siento muchas veces como ella. Saluditos, Miriam

Román Belmonte Andújar dijo...

Hola a los dos. Por un lado me gustaría que mi alumno me dijese su nombre, siempre se agradece... Por otro, Miriam, lo cortés no quita lo valiente... ella es genial, aunque la estén explotando demasiado. Gustarme, me gusta, ya que introdujo una nueva forma de ilustrar, y eso, siempre ha de tener un reconocimiento... ¡Digo yo!

miriabad dijo...

Es que retratarse con su nombre, es mucho para un adolescente que escribe a su profe...
Sí, si a mi me gustan sus ilustraciones, son bellas, aunque no son de las que me hacen 'click en la cabeza', no sé explicarlo mejor.
Y sí, claro que merece reconocimiento. Creí que tenías esa sensación de 'hasta en la sopa'. Es un poco como los tochos que la gente lee en el metro. Seguro que están bien, pero ¡hay más libros en el mercado!! ;-)

Lorraine dijo...

A mí también me encanta tu "alumno" y su espontáneo post jeje

Las ilustraciones son increíbles. Yo, fan de este libro hasta la médula, y fan de la peli de Disney desde muy niña, estoy contigo en que el autor se merece un monumento.

Miriabad, si me permites comentarte, sí es cierto que se puede tener esa sensación de "hasta en la sopa" con muchos libros, pero suelen ser los clásicos... Y por lo general un clásico lo es por algún motivo de peso :) No crees? Y me gustaría puntualizar que los clásicos no tienen nada que ver con los bestsellers que ahora se llevan tanto, producidos en masa para satisfacer a la audiencia, que probablemente también ve día sí día también Gran Hermano...

miriabad dijo...

Lorraine, me temo que no me has entendido. La que está hasta en la sopa es Rebecca D. y no tengo nada contra ella porque me gustan sus ilustraciones. Pero hay muchos ilustradores en el mundo buenos, que no tienen ese marketing detrás. Eso era todo.

Cristi dijo...

Hola, Roman:

Estoy totalmente de acuerdo contigo; un libro maravilloso, lo he visto gracias a la biblioteca pública de mi ciudad, es una gran obra maestra y lo qué más me gusto ver la foto de la verdadera Alicia.

No sé si has visto la pelicula; me encanto el personaje de El Sombrerero Loco, una gran obra maestra.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...