jueves, 2 de febrero de 2012

La comida sobre la mesa



Comer y beber son dos premisas básicas para mantener con vida este pellejo, ese que no para de danzar de un centro educativo a otro y de un pueblo a otro, asunto incompatible con llenarse el buche a base de los guisos maternos. Menos mal que mi señora madre a veces se apiada de un servidor y guarda algún que otro Tupper en el congelador… Cocido, albóndigas o estofado, que de vez en cuando deleitan mi paladar y así recuerdo lo que vale el cariño de una madre.
Y en un día como hoy, en el que el frío aprieta y no debemos hacer ascos a un caldo calentito con sus correspondientes yema de huevo y chorreón de jerez, aprendan a poner la mesa con estas instrucciones rimadas que les traigo…



Les toca poner la mesa,
a Luiso y a Teresa.
Lo primero, el mantel,
que quede bien colocado.
El mantel es de papel,
de frutas todo pintado.
Platos llanos,
platos hondos,
vasos de agua,
tenedores y cucharas,
los cuchillos,
servilletas…
Todo en orden en la sala.




Ester García
En: Menú de versos.
Ilustraciones de Borja Sauras.
2009. Barcelona: Pintar-Pintar.

2 comentarios:

Kyra dijo...

Qué bueno. Recomendación de versos. Vaya, si ya la LIJ tiene que bregar contra la infravaloración, la poesía LIJera vive ya ahogada en la batalla, ¿no?

Por cierto, alguien debería explicarles a Luiso y Teresa que sería mejor plantearse usar manteles de tela!! Ay, con la sostenibilidad del planeta... ;P

Román Belmonte Andújar dijo...

¿Ahogarse en la batalla? ¡De eso nada!... Si estos versos se han rimado en tus labios, ¡la batalla está más que ganada!
Aunque le permito a Ester García ese recurso rítmico, estoy contigo: ¡derroquemos al papel! (yo todavía uso moqueros de tela...)
¡Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...