viernes, 25 de mayo de 2012

De copias y originales



Una vez transcurridos cinco meses desde la toma posesión del nuevo gobierno, teniendo en cuenta el modesto número de seguidores que tiene este lugar, y cantando esa de Nino Bravo con mucha cautela, me dispongo a hilar una disertación sobre la creatividad…
Todos nos creemos la mar de originales -yo, el primero…-. En este país nos pasamos la vida inventando cosas nuevas o, en su defecto, robándole las ideas al vecino mientras éste se echa la siesta… Y como en la facultad me enseñaron a aportar evidencias con tal de vislumbrar el ansiado conocimiento empírico, les ilustro esta falta de innovación con una serie de recortes... (¡Ups, perdón!, ¡quería decir “pruebas”!): a) aumentar la jornada laboral, b) disminuir el salario a los funcionarios, c) eliminar contrataciones temporales, d) cobrar el peaje de vías rápidas, e) imponer el co-pago sanitario… Todas ellas, podría decirse que son medidas anticuadas, recurrentes y facilonas que se aplicarán durante una legislatura que, como tantas otras, me ha decepcionado sobremanera… (¡menos mal que se me olvidó votar!).
No se equivoquen, señorías: quien crea, arriesga. Sin cojones, no hay creatividad. Quien no imagina, jamás verá lucir una idea. Y  ustedes, de un bando y de otro, carecen de ellas. El que piensa, quién discurre, puede que se acerque al éxito, en cambio, el hombre pusilánime, el temeroso, está perdido.
Es por ello que el que cree en lo que hace, quien invierte su tiempo en darle otra cara al mundo, obtiene recompensas mayores, aunque estas no sean instantáneas y tengan un reconocimiento tardío, como en el caso de la autora alemana Hannah Höch, una fotógrafa y artista que quiso revolucionar el mundo de los libros para niños y a la que el tiempo, le ha regalado una sonrisa gracias a su Álbum ilustrado (editorial Gustavo Gili), un pequeño catálogo de quimeras y otros seres poéticamente sobrenaturales.

3 comentarios:

Rubén dijo...

"El que piensa, quién discurre, puede que se acerque al éxito, en cambio, el hombre pusilánime, el temeroso, está perdido", parece una de las pruebas de "La última cruzada", pero que razón tienes.
El fotomontaje que usamos de herramienta algunos ilustradores ya se usaba hace dos siglos.

miriabad dijo...

Suena al "no hay nada nuevo bajo el sol". Pero es una verdad a medias. Porque sí existe la creatividad. Y lo que falta en este país es creatividad aplicada a los negocios. Aquí lo que le gusta a la gente es el: rápido y pa'llenarme los bolsillos...
En el lado lúdico, no conozco a esta ilustradora. Así que, me lo apunto.

Anónimo dijo...

Te sigo desde hace tiempo no tanto por el contenido del blog -muy interesante- como por la profundidad de tus reflexiones; de ésta en concreto sólo puedo decir "touché".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...