viernes, 14 de diciembre de 2012

De tiquismiquis y otras delicadezas del yantar



A todos los tiquismiquis.

Se acerca la navidad y con ella toda suerte de comestibles, manjares y exquisiteces que, aunque tienen muchos adeptos, también cuentan con demasiados detractores, léanse todo tipo de tiquismiquis que aborrecen el marisco, detestan las endivias o se atragantan con el mazapán. A todos ellos, les invito a reírse con estos versos y animarse a disfrutar de todos los sabores que tiene la vida, sobre todo si la compartes.

El zumo si es con pulpa,
no lo voy a probar.
Al melocotón con piel,
no me puedo ni acercar.

La nata de la leche,
qué asco me da;
y la piel del tomate
me molesta al masticar.

Soy un poco tiquismiquis,
no quiero que me invites a cenar.
Sufro cada vez que pienso
lo que en la mesa me voy a encontrar.

La carne un poco cruda,
los grumos del puré,
los huevos que hacen moco,
la coliflor con bechamel.

El pescado hervido,
muy poquito y sin espina;
casi me hace vomitar
el olor de las sardinas.

Eva Armisén y Marc Parrot.
Tiquismiquis.
En: ¡Todos a comer!
Ilustraciones de la autora.
2012. Barcelona: Lumen-Beascoa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...