jueves, 18 de abril de 2013

Echando una mano


Aunque no me considero un hombre solidario (sobre todo si ello conlleva colgarse una “kufiyya”, apelmazarse el pelo a lo rastafari, o apuntarse a un curso de sanación con la voz), he decidido prestar las bondades que a modo de altavoz presenta este espacio, y cooperar de algún modo con una serie de proyectos que bien valen un grito de atención. No se confundan, al Sr. Belmonte no le gusta la caridad, sobre todo si a esta se le presupone religiosidad y conmiseración, dos ingredientes que, a la postre, tienen consecuencias poco deseables (me encantaría saber lo que pensaría Margaret Thatcher al respecto, una mujer sobre la que hago pública mi admiración pese a las encontradas opiniones que origina..., los buenos políticos son así).
El lugar donde viven los monstruos se complace al presentarles tres propuestas  que necesitan una mano –y no precisamente al cuello-… Por ello es que, en esta convulsa década que nos espera, les pido un aplauso para los valientes que en la función de hoy salen al ruedo en forma de sueño y que están directamente relacionados con libros de corte infantil y juvenil. ¡Los citados monstruos son!:


 -          Patricia Lorente que con su novela juvenil Sándwiches de mermelada pretende entretener y hacer llegar al gran público los problemas de una enfermedad que vive muy de cerca, la fenilcetonuria. Para más señas, aquí.


-          Gabriel Aznarez, que desde Punta del Este, Uruguay, nos presenta su saga de literatura fantástica Los Andaluins, y que podréis conocer aquí.


-          Júlia Díez, que con El Cumhacht de Ethan quiere convertirse en la ganadora del concurso digital Operación Tagus, y por el que podéis votar aquí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...