miércoles, 3 de abril de 2013

Recuerdos de Londres



Siempre que visito Londres traigo algún recuerdo dentro de mí. En forma de huevos de Pascua, cajas de té (adoro el sabor del “earl grey tea”… una pena ser intolerante a la teína…), casas victorianas, risas en torno a una pinta de “ale”…, o libros infantiles.
En esta ocasión no he podido visitar muchas librerías, por otro lado bastante predecibles (es lo que tienen los escaparates) ya que en el mundo del álbum ilustrado inglés siguen gobernando los mismos autores, el mismo tipo de ilustración y las mismas editoriales -lo que no quiere decir que sea estático: la tradición es una gran baza para el lector anglosajón-. Aunque esta sea la realidad del mundo editorial en el Reino Unido, cabe decir que la preocupación por el alcance de la cultura es mayor, un hecho que queda constatado por la orientación que todos los museos dan a sus colecciones en torno al público infantil. De entre todos los recursos y actividades que se llevan a cabo en estos espacios me ha llamado la atención la edición del álbum ilustrado Clara Button and the Magical Hat Day, que el Victoria & Albert Museum ha realizado junto a la escritora Amy de la Haye y la ilustradora Emily Sutton, y que está basado en el cuadro de Eileen Agar “Hat for eating bouillabaise”.
No me crean ingenuo por pensar que esto es una novedad, ya que soy consciente de la gran cantidad de museos de todo el mundo que materializan ideas como estas para acercar el arte a un público minoritario como el infantil. Lo que me llama la atención de este libro son unas cuantas cosas que no se suelen tener en cuenta a la hora de idear este tipo de artículos, como:
- El acercamiento al museo no es un fin en sí mismo. El libro complementa la visita al museo pero no queda subyugado a él.
- El libro es sencillo y no cuenta con excesivas pretensiones. La historia es cercana y sencilla, y cualquier lector podría identificarse con su protagonista.
- Sus ilustraciones se corresponden con las de la tradición de la ilustración inglesa, lo que pone en evidencia que para innovar no es necesario rendirse ante las, a veces incomprensibles, tendencias.
- Hace un guiño al gran álbum ilustrado Esto es Londres de Miroslav Sasek, un punto a su favor ya que enlaza al lector con una obra de calidad y que se considera auténtica literatura infantil.

2 comentarios:

Noelia dijo...

Suena maravilloso...¡Lo apunto! ^_^

Román Belmonte dijo...

Tampoco es para tanto... ¡sólo un libro "apetecible"!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...