viernes, 4 de octubre de 2013

Ser libre...


Ser libre, hacer lo que uno quiera, pasa por la billetera, ese oscuro lugar donde los hombres guardamos nuestros preceptos morales y, en caso de necesidad, dar rienda suelta a la compra-venta de principios y necesidades. Aunque bien pensado, peor sería disponer de monedas y no poder disfrutar de lo que uno quiera, cosa que suele pasar a avaros e hipócritas que, saciados de bienes y riquezas, no saben aquello de “la libertad tiene un precio”.

Deja un gran vacío el rey al salir
y la princesita se pone a escribir:

“No quiero casarme, ni tener palacios,
ni ricos brillantes, ni hermosos topacios.”

“Lo que yo deseo no puedo comprar,
nunca estuvo en venta, es la libertad.”

“Ser libre al leer, libre al escribir,
combinar palabras que yo quiera unir.”


 Beatriz Berrocal Pérez.
En: La princesa que quería escribir.
Ilustraciones de Daniel Montero Galán.
2013. Villaobispo de las Regueras (León): Amigos de Papel. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...