lunes, 29 de abril de 2013

Ante las causas de la crisis económica: Trabajo, voluntad e imaginación - Front of economical crisis causes: work, will and imagination



Son tantos los factores que influyen en la crítica situación que vive España en estos momentos, que terminaríamos antes prendiéndole fuego y construirla de nuevo. Si no me creen, se las enumeraré… Presten atención:
- La elevada tasa de paro que históricamente ha acarreado nuestro país, ahora desbordante.
- Las políticas keynesianas ante el desempleo y la pérdida de competitividad frente a los países emergentes.
- El incremento de las clases medias funcionariales.
- Un sistema educativo institucionalizado basado en la igualdad de derechos y la desigualdad de deberes, y sin políticas de intervencionismo en la sociedad.
- Pérdida de referentes culturales y religiosos.
- La deslocalización industrial y productiva.
- El elevado control de la inflación exterior (europea) que repercute sobre las inversiones en nuestra producción.
- La emigración de nuestro capital humano cualificado al extranjero y un incremento del no cualificado interior.
- El gasto universitario no redundante sobre la economía del país.
- La duplicidad (triplicidad en muchos casos) del engranaje administrativo.
- La ausencia de meritocracia en la idiosincrasia española.
- Unas exportaciones diezmadas aunque con vises de recuperación.
- Medios de comunicación supeditados a las exigencias de los grupos de poder.
- La negativa ante la condonación de la deuda contraída por España ante la Unión Europea.
- La ausencia de estrategias claras del sector energético y en el reparto de recursos hidrológicos.
- El engorde del estamento político y burocrático.
- Una economía basada en un sector inmobiliario aupado por corruptelas e intereses personales y partidistas.
- Una red de transporte ferroviario y rodado deficitario que impide la distribución a mayor escala.
- El bajo proteccionismo ante un sector agroalimentario infravalorado y de primera calidad.
- La elevada fiscalidad sobre pequeños empresarios y trabajadores autónomos que a su vez provoca fraude y robo fiscal.
- Un sistema jurídico y penitenciario claramente injusto, costoso e ineficaz.
- El encorsetamiento de la clase trabajadora en un sector determinado y la imposibilidad de inserción en otro sector.
- Claro provincianismo enaltecido por nacionalismos y divisiones territoriales.
- Bajo nivel de integración en una globalización que habla en lengua inglesa.
 Ante semejante panorama descorazonador sólo quedan tres salidas. La primera es el trabajo, la segunda la voluntad que atraviesa por ser consciente de los problemas, no amedrentarse y luchar. Por último nos queda la imaginación, una necesidad que nos ayuda a crear, a inventar, una cualidad que, si quieren potenciar y desarrollar, debe pasar por leer Cuando las casas regresaron flotando una recopilación de ilustraciones de Einar Turkowski (Libros del Zorro Rojo) que bien vale unas cuantas ideas.


Are so many factors that influence on the critical situation in Spain at these days. If we want to end it, we would be setting it on fire and build it again. If you don’t believe me, I am going to enumerate them... Pay attention:
- The high unemployment rate has been historically high in our country, overflowing now.
- Keynesian policies to unemployment and loss of competitiveness against emerging countries (for example BRICS).
- The rise of the middle classes (public workers).
- An institutionalized education system, based on equality of rights and duties inequality, without policy intervention in society.
- Loss of cultural and religious references.
- The industrial and productive relocation.
- The high inflation control outside (EU) which has an impact on investments in our production.
- The migration of our overseas skilled human capital and increased inner unskilled.
- The non-redundant university spending in the country's economy.
- The duplication (triplication in many cases) administrative gear.
- The lack of meritocracy in Spanish idiosyncrasy.
- An exports decimated.
- Media subject to the demands of powerful groups.
- The refusal to the cancellation of the debt owed by Spain to the European Union.
- The absence of clear strategies in the energy sector and in the distribution of water resources.
- Fattening the political and bureaucratic establishment.
- An economy based on property sector boosted by corruption, partisan and personal interests.
- Railway and road network deficit that prevents the larger-scale distribution.
- The low protectionism to an undervalued and top quality food industry.
- The high taxes on small businesses and self-employed workers, which in turn causes tax fraud and theft.
- A legal and penitentiary system clearly unfair, costly and ineffective.
- The straitjacket of the working class in a given sector and the inability to insert in another sector.
- Nationalism and provincialism exalted by territorial divisions.
- Low level of integration into globalization, mainly speaking English.
 In such a context are only three outputs disheartening. The first is the work. The second, the will, to be aware of the problems, not intimidated and  fight for solve them. Finally, we have the imagination, a need that helps us to create, to invent, a quality that, if they want to enhance and develop, it must pass reading When returned floating houses a collection of illustrations by Einar Turkowski (Libros del Zorro Rojo) well worth a few ideas.

viernes, 26 de abril de 2013

Semana del Libro 2013 (4) - Book Week 2013 (4th)


A veces me pregunto qué busco en los libros. Si buenos consejos, si los besos que perdí, si una forma de vivir, si cien sentimientos, si ninguno, si compañía, si soledad... Todavía no lo sé... ¿Y usted? ¿Lo sabe? Pregúnteselo, quizá encuentre la respuesta, quizá no...

¿Qué buscas en los libros,
frente ardiente,
corazón en brasas,
manos temblando de impaciencia y ansias;
qué buscas en los libros,
con los ojos prendidos,
como activas abejas, en las flores
ilusorias del trazo de la imprenta?
[…]
Fernando Fortún.
¿Qué buscas en los libros?
En: Explorando el mundo. Poesía de la ciencia. Antología.
Edición de Miguel García-Posada.
2006. Madrid: Gadir.


miércoles, 24 de abril de 2013

Semana del Libro 2013 (3) - Book Week 2013 (3rd)


Tras la resaca de un día repleto de páginas, talleres y cuentacuentos, nada como un libro lleno de sensaciones, teclas y música para empezar un ecuador llamado Miércoles.

After a day full of pages, workshops and storytelling, nothing like a book full of sensations, piano keys and music to start an ecuador named Wednesday.

martes, 23 de abril de 2013

Semana del Libro 2013 (2) - Book Week 2013 (2nd)





En cierta ocasión escuché que, de entre todos los inventos que había parido el hombre, el libro, era el mejor. Cosa que debe ser cierta ya que lleva varios siglos utilizándose, a pesar del empeño de Apple® o Amazon® en el libro electrónico. Ni la fregona ni el chupachups, le han hecho sombra; sólo clásicos como la rueda o la píldora anticonceptiva, han provocado cismas históricos semejantes. Será algo bueno (aunque no me suelo fiar de todo aquel que porte un libro bajo el brazo… Pensándolo bien, ¡no sé cómo me dan tanta credibilidad!), cuando le hemos asignado un día en el calendario y de paso nos excusamos ante los demás comprando algún que otro ejemplar del título de moda -aunque se cubra de polvo sobre las estanterías, un clásico de aquellos adictos al Círculo de Lectores…-. No sé qué hubieran pensado al respecto los dos autores en honor a los cuales se decidió que el 23 de abril fuese erigido como Día del Libro… Seguramente hubieran puesto a caer de un burro al gremio de libreros, bibliotecarios y otros seres de tejuelo y marcapáginas, pero lo cierto es que, en un mundo cultural corrompido por los medios de comunicación de masas y el arribismo de los llamados “artistas” contemporáneos, nunca está de más abogar por la libertad de abrir las páginas de un volumen apetecible y deleitarnos en nuestra propia soledad, la única parcela de nuestra existencia que, escondida bajo la luz de un flexo y el cobijo de una almohada, nos hace sentirnos vivos.
Felices lecturas nocturnas. Feliz Día del Libro.


I once heard that among all inventions which had given birth men, the book, was the best. Must be true, because it uses during several centuries despite the efforts of Apple® or Amazon® in the eBook. Neither the mop or the lollipops have shade it, only classics, like the wheel or the pill, have caused similar historical schisms. It will be good (although I normally do not trust anyone carrying a book under his arm ... On second thought, I don’t know how much credibility you give to me!) When we assigned a day on the calendar and we used to buy some other fashionable title -although it covers of dust on the shelves, a classic of those addicted to Ballantine Books ... -. I do not know what they would have thought about it the two authors in wich honor April 23rd was elected as World Book Day ... Surely they laugh of the guild of booksellers, librarians and others who love hardbacks and bookmarks , but the truth is that, in a cultural world corrupted by mass media and careerism of so-called contemporary "artists", it never hurts to advocate for freedom of opening the pages of a volume and savoring our own loneliness, the only area of ​​our existence, hidden under the light of a reading lamp and the shelter of a pillow, makes us feel alive.
Happy nightly reading. Happy Book Day.

lunes, 22 de abril de 2013

Semana del Libro 2013 (1) - Book Week 2013 (1st)

Durante aquella primavera el insomnio se apoderó de mi cuerpo. Me deshice de las sábanas y salí al jardín. Era una noche clara, la luna brillaba sobre las hojas de los árboles y la cabaña desprendía una luz especial. Ascendí por la escalera que tiempo atrás mi padre había fabricado con los retales de una barca varada y me senté sobre  las ramas del viejo roble.
During that spring insomnia took over my body. I got rid of the sheets and went to the garden. It was a clear night, the moon shone on the leaves of the trees and the cottage gave off a special light. I climbed the ladder that my father had made with pieces from a stranded boat, and sat on the branches of the old oak.


Respiré profundamente aquel amargo sabor de la adolescencia. Las estrellas se cubrieron de nubes y empezó a llover.
I breathed deeply that bitter taste of adolescence. The stars were covered by clouds and it started raining.




Me resguarde en la cabaña. Encendí la vela y se iluminaron las paredes sobre las que descansaban las lecturas de mi niñez.
I shelter in the cabin. I lit the candle and the walls showed the shelves of where rested my childhood lectures.




De entre todos aquellos libros, cogí uno y permanecí quieto, sobre el suelo, mientras lo abría. Hablaba de un barco en mitad de la tempestad, de una espiral en la que creí desvanecerme
I grabbed one book among all those books and opened it. It spoke of a ship in the middle of the storm, of a spiral in which I thought vanish


para llegar a una isla repleta de vegetación. Musgos, helechos y cientos de hongos crecían sobre el negro suelo.
to arrive finally to an island full of vegetation. Mosses, ferns and hundreds of fungus growing on the black ground.





Aves, docenas de pájaros que revoloteaban a mi alrededor, trinaban, gorjeaban y graznaban en una algarabía penetrante.
Birds, dozens of birds flitting around, trilling, chirping and squawking into a piercing cacophony.




Me acerqué a uno de ellos y acaricié sus plumas… Suaves, acogedoras.
I approached one of them and stroked their feathers ... Soft, cozy.



En aquella tranquilidad algo me sobresaltó. Un fuerte galope, una carrera desbocada. Entonces lo vi. El unicornio se acercaba…
In that quiet, something startled me. A strong gallop, a reckless. Then I saw it. The unicorn was approaching ...



Desperté con un sobresalto, aturdido, como la pequeña Alicia tras su banquete,
I woke stunned, as the little Alice after the extrange banquet,



y sentí como ese dulce almíbar había impregnado mi alma. Ya no sería el mismo, pues llevaba tatuado un libro sobre la piel de la vida.
and felt like sweet syrup that had permeated my soul. I wouldn’t be the same, I had tattooed a book on the skin of  my life.






viernes, 19 de abril de 2013

Rimas y pasteles



Si hay una palabra que me defina, esa es “galgo”, un localismo, una acepción, que hace referencia a los que, como dos de mis abuelos, mi madre o yo mismo, somos capaces de reventar a base de pasteles, helados o cualquier otra sustancia azucarada…,  ¡vamos, lo que viene llamándose un goloso!... Y es que sigo aplastando la cara contra los escaparates de pastelerías, soñando con bollos de mosto y relamiéndome el bigote como cuando era un niño… ¡Qué ricas están las tartas cuando no son de sombrero!

Esta es la historia notoria
de un pastelero, un sombrero
y una mujer sin memoria.
La mujer compró un roscón
pero se olvido el sombrero
y aquel pobre pastelero
se hizo un follón con roscón,
merengadas y sombrero.
En el rincón del roscón
no vio el buen hombre el sombrero
y lo cubrió todo entero
con merengues y un fresón.
Y fue suceso chancero
que a la mañana siguiente
probó un cliente inocente
una tarta de sombrero.

Inmaculada Moreno.
La historia del pastelero.
En: Poemas para sobrinos.
Ilustraciones de Mercedes Perea Durán.
2006. Málaga: Ajonjolí.

jueves, 18 de abril de 2013

Echando una mano


Aunque no me considero un hombre solidario (sobre todo si ello conlleva colgarse una “kufiyya”, apelmazarse el pelo a lo rastafari, o apuntarse a un curso de sanación con la voz), he decidido prestar las bondades que a modo de altavoz presenta este espacio, y cooperar de algún modo con una serie de proyectos que bien valen un grito de atención. No se confundan, al Sr. Belmonte no le gusta la caridad, sobre todo si a esta se le presupone religiosidad y conmiseración, dos ingredientes que, a la postre, tienen consecuencias poco deseables (me encantaría saber lo que pensaría Margaret Thatcher al respecto, una mujer sobre la que hago pública mi admiración pese a las encontradas opiniones que origina..., los buenos políticos son así).
El lugar donde viven los monstruos se complace al presentarles tres propuestas  que necesitan una mano –y no precisamente al cuello-… Por ello es que, en esta convulsa década que nos espera, les pido un aplauso para los valientes que en la función de hoy salen al ruedo en forma de sueño y que están directamente relacionados con libros de corte infantil y juvenil. ¡Los citados monstruos son!:


 -          Patricia Lorente que con su novela juvenil Sándwiches de mermelada pretende entretener y hacer llegar al gran público los problemas de una enfermedad que vive muy de cerca, la fenilcetonuria. Para más señas, aquí.


-          Gabriel Aznarez, que desde Punta del Este, Uruguay, nos presenta su saga de literatura fantástica Los Andaluins, y que podréis conocer aquí.


-          Júlia Díez, que con El Cumhacht de Ethan quiere convertirse en la ganadora del concurso digital Operación Tagus, y por el que podéis votar aquí.

miércoles, 17 de abril de 2013

Besos contra la maldad del mundo




Son sorprendentes los pocos límites que definen la maldad humana, buena prueba de ello son las bombas que han convertido las calles de Boston en un campo de batalla medieval, donde las amputaciones y las heridas eran el paisaje funesto del dolor. Si a ello añadimos las patéticas imágenes de un populacho enaltecido e increpando durante la mañana de ayer a Isabel Pantoja (no quepo en mi asombro…), concluyo con que son dos las causas de una sociedad repleta de abyección: la envidia y el aburrimiento.
Se ve que nadie puede dejar vivir a los demás. Todos estamos condenados a criticar al prójimo, alegrarnos por sus miserias, y destripar sus defectos y virtudes, para finalmente seguir siendo infelices… ¿Tan triste es la vida como para invertirla en desear el mal de lo ajeno? Me repugna tanta malicia desbocada, tanto horror diario, de esa violencia que veo en las aulas de colegios e institutos, en la cola del supermercado, en los bares, en los campos de fútbol, en los folletines de la tarde, entre compañeros de trabajo, e, incluso entre parejas y hermanos.... Más nos valdría llenarnos de palabras hermosas, caricias y besos.
Es por ello que, dejando a un lado el infierno que se ha convertido la superficie de nuestro planeta (creo que los anélidos y larvas del subsuelo denotan más bondad que los primates de los que descendemos), recomiendo la lectura de Besos, de Goele Dewanckel (editorial Kókinos), uno de los mejores álbumes ilustrados de esta primavera que siendo el fiel reflejo de una ilustración de épocas pasadas a rebosar de colores básicos, formas definidas, tintes iconográficos, y mensajes surrealistas.
Llenémonos pues de un mensaje universal que puede limpiar esa capa mugrienta que cubre el alma, desterrando así lo perverso y vil de la naturaleza.

Banda Sonora Original: Gabrielle Aplin. Please,don’t say you love me.

lunes, 15 de abril de 2013

Elogíos, regalos y consecuencias



Cuando tras un fin de semana desconectando de toda rutinaria actividad (aunque no lo crean este sitio forma ya parte de mi quehacer diario, un trabajo no remunerado económicamente, que absorbe parte de mi tiempo) echo una ojeada al correo electrónico y a los perfiles que este blog tiene en Facebook y Twitter, es una gran alegría toparse con la buena noticia de que la Revista Cuatrogatos, uno de los referentes en esto de la LIJ hispanohablante, te selecciona como uno de los espacios necesarios para informarse de las nuevas que nos traen los libros para niños. Se te llena la boca de una gran sonrisa, te apetece agitar las alas, y volar.
A pesar de esta explosión inicial, pasados unos momentos empiezo a pensar en las consecuencias que, como siempre, oscilan entre esa dicotomía de favorables y negativas… Pérdida de anonimato, mayor cantidad de trabajo, cortapisas, egocentrismo…
Lo peor de todo sería el exceso de cautela... Creé este blog para decir lo que me viniese en gana, para reírme de ese celofán absurdo y lleno de estupidez que nos envuelve, y que, al fin y al cabo, es lo que intenta la buena literatura: ser crítico con la realidad del momento, mostrarla, y de paso, entretener, unos rasgos que podrían ser diezmados a base de visibilidad y, de paso, originar altercados, problemas y otras desavenencias... Resumiendo: estar en el ojo del huracán y hacer gala de polémica constante, puede ser contraproducente para la viabilidad del lugar que compartimos los monstruos.
Por otro lado, el reconocimiento es algo que  anima en un viaje como este, en el que por un mar de líneas, colores y letras, conoces a mucha gente, recibes opiniones de todo tipo, se te tiene en cuenta a la hora de tomar decisiones y de vez en cuando tienes la suerte de disfrutar de algún “pequeño” regalo. Lejos de ostentaciones, lujos y trajes de diez mil euros (¡menos mal que en jamás me he puesto uno!... Con las ganas que tiene mi señora madre…), decir que, llevando una vida modesta (tranquilícense los envidiosos), a veces me encuentro en el buzón con libros que acompañan a notas de agradecimiento, como es el caso de Sueños de pirata, otro proyecto de Consuelo Digón y Cintia Martín (ediciones Tralarí), cuyo nombre pronuncio aquí, no en aras de la cera, ni del mamoneo, ni de culos ensalivados, sino por su buen hacer, la apuesta por historias sencillas y la valentía a la hora de gestar proyectos como este. Recomendado, sin más.

viernes, 12 de abril de 2013

Bologna Ragazzi 2013: Síntesis

Lejos de ser el noticioso noticiario que todos los monstruos  esperan de un servidor, para variar, en esta breve nueva, me haré eco tarde  de lo ocurrido en la última feria de ilustración Bologna Ragazzi, la del 2013, una cita ineludible para los miles de ilustradores dedicados a la difícil tarea de poner imágenes a las palabras, bien propias, bien de otros. 
Como me es imposible ir (no sé para qué…: ni hay dinero en exceso, ni la administración valora mi labor de “enterao lijero”, ni sé italiano, ni aspiro a hacerme fotos con todo quisqui...), he echado mano de una serie de lugares para empaparme de lo allí acontecido e informarles de los títulos que me han llamado la atención, bien por premiados, bien por estar implicados artistas o editoriales patrias, o bien para sacarles punta… Los elegidos son:





Come funziona la maestra de Susanna Mattiangeli y Chiara Carrer (¡Me han robado la idea!).


L’Eco de Alessandro Riccioni y David Pintor (artista español seleccionado entre los 77 participantes junto con Violeta Lopiz… Me encanta su colorido, su línea temblorosa, su vis cómica y su estilo a-“cartoon”-ado).


Eyes de Iwona Chmielewska (Premio en la categoría de ficción).


L’ Etranger Misterieux de Mark Twain y Atak (sobre el escritor hay poco que decir, sobre el ilustrador decir que me gusta la apuesta por el “vintage”, un recurso que ha gustado en esta feria).


Dictionnaire fou du corps de Katy Couprie (véase otra autora que echa mano del estilo de los sesenta…).

Diccionario para armar con decenas de autores (imposible competir con un título que reúne a lo más florido en ilustración sudamericana…).


Toutes les maisons sont dans la nature de Didier Cornille (arquitectura a go-go).


Paul Thurlby’s Alphabet de Paul Thurlby (esperando que se edite en España para hacerme con un ejemplar…).


La Ihla de Joao Gomes Abreu y Yara Kono (Exquisitez venida de tierras de ultramar, que denota la hegemonía de la creatividad de una latinoamérica emergente).


Nocturno. Recetario de sueños de Isol (un ejemplo del saber hacer del último premio Astrid Lindgren).


Rita, la lagartija de Irene Blasco (aplicación digital de la empresa española  Irene Blasco Estudio).


Por cuatro esquinitas de nada de Jerome Ruilier (otra aplicación digital de la también con-ciudadana Dada Company).

miércoles, 10 de abril de 2013

De monarcas advenedizos



Hace cosa de un año escaseaban los españoles que se declarasen abiertamente antimonárquicos (¡Pasen y vean las encuestas del CIS de hace unos años!... “¡Qué majetes los Borbones!”, “¡Qué bien representan a esta España nuestra!”, “¡Eso es elegancia y saber estar!”…), pero hoy las tornas han cambiado y hasta mis compañeras sexagenarias de la universidad popular piden la guillotina para toda la familia real, cosa harto llamativa dado que a muchos se les caía la baba con el mensaje navideño de su majestad, el fondo de armario de nuestra princesa “popular” y las gracias “armadas” de Froilán. Me descojono a pierna suelta con tanto súbdito desleal que ahora, con tal de vengarse de su situación laboral y la temida cola del paro, los tachen de mangantes, tunantes, trapaceros, parásitos, trincantes, e incluso gorrones.
Quizá sea una conspiración, quizá sea otra amarga verdad (algo en lo que no me entrometo, sumándome así a toda esa prudencia que destila la clase política: “dejemos trabajar a la justicia” dicen… ja, ja, ja, ja, ja… ¡que me descojono!), pero ¿no creen que reyes, príncipes e infantas desempeñan el mismo arcaico papel que históricamente se les ha concedido?, ¿de qué se extrañan?... SS. MM. -las de cualquier reino-, feudales, socialistas, liberales, exiliados, negros o blancos, llevan siglos exprimiendo al currante para vivir a todo trapo, a costa de sus ganancias o del erial público (tanto monta, monta tanto…). Déjense los juicios paralelos, los consabidos deslices, o las espantadas a Qatar, en definitiva, el marujeo, y tomen nota por si alguna vez amenazan con una república.
Es por ello que prefiero llevar una vida modesta, sin agasajos, tributos, ni grandes lujos, en vez de encontrarme de bruces con coronas y cetros sin tener idea de cómo darles uso, no sea que me ocurra como a ciertos batracios que, sin sangre azul y corrompidos por el ansia de poder, pierdan la razón de ser… Y si no, lean La reina de las ranas no puede mojarse los pies, de Davide Cali y Marco Somà (Libros del Zorro Rojo), y aprendan a conformarse con esas cosas mínimas: saltos desde los nenúfares, chapoteos, sonrisas, un libro, o incluso una violeta, pa’ lucirla en el ojal.

lunes, 8 de abril de 2013

Genialidades de adolescentes



Si la sabia esfinge tuviera que formularle a cualquiera de mis alumnos, Edipos de un mundo nuevo, extraños acertijos, probablemente más socarrones y de rima asonante que los del pasado, en vez de derrotada, quedaría perpleja ante las salidas de tono e incongruentes comportamientos de la tan empercudida adolescencia del presente. Aunque el profesorado lleva lo suyo, compadezco la chepa de algún que otro padre, sobre todo de aquellos que prefieren apretar las tuercas de tan volanderas chavetas en vez de acallar las continuas quejas de sus púberes a golpe de “smartphone” o “tablet”.
Emperejilados con las creaciones de Inditex© y  emborrachados de una atmósfera  a caballo entre laca barata, colonias del todo a cien, cigarrillo mal apagado y efluvios animales, los pasillos de cualquier centro educativo, más que terroríficos, son el caldo de cultivo ideal para dejar correr a raudales los instintos más básicos y descargarse del lastre más soez de esta adulterada raza humana… Sin dilación: la localización perfecta para una película sórdida y turbadora (Señor Haneke, tome nota).
Las pasadas vacaciones, además de permitirme desconectar del rutinario mundo de las pizarras y las hormonas, me ha llevado por la maravillosa senda de las librerías, unos lugares que hay que frecuentar (sin excesos, como todo…), donde me he dado de bruces con un álbum ilustrado sencillamente genial -a la vez que imprescindible- y que tiene mucho que ver con los adolescentes y su particular idiosincrasia. Mi madre es un troll de Helen Limon y Sara Ogilvie (sacado a la luz por el tándem editorial Milrazones y Pepa Montano) nos traslada a la literatura del doble sentido, las realidades adulteradas y los cruces de punto de vista, enmarcándolos en esas visiones deformadas que se reflejan, día a día, en cualquier joven en la edad del pavo.
A pesar de las críticas (unas veces risueñas, otras no tanto) que el incomprensible adulto lanza sobre niñatos de toda clase y condición, no hemos de olvidar que sobrevivir a la adolescencia es una guerra que pocos ganan, una lucha efímera y necesaria que provee a nuestra especie de tormentos y sufrimientos que llenan de cicatrices el corazón. Por ello, aunque firmes ante la larga y tortuosa pendiente de los quince años, debemos mostrarnos comprensibles ante la fragilidad que abarrota las aulas.

viernes, 5 de abril de 2013

Barcos de papel...



¡Papá! ¡Mamá! ¿Por qué no llega la primavera ya, y después el verano con la arena blanca a los pies del mar? Solecito tibio, olas batientes, espuma salada y barcos de papel…

Por el Mar de las Antillas
anda un barco de papel:
anda y anda el barco barco,
sin timonel.

De La Habana a Portobelo,
de Jamaica a Trinidad,
anda y anda el barco barco
sin capitán.

Una negra va en la popa,
va en la proa un español:
anda y anda el barco barco,
con ellos dos.

Pasa isla, islas, islas,
muchas islas, siempre más:
anda y anda el barco barco
sin descansar.

Un caños de chocolate
contra el barco disparó,
y un cañón de azúcar, zúcar,
le contestó.

¡Ay, mi barco marinero,
con su casco de papel!
¡Ay, mi barco negro y blanco
sin timonel!

Allá va la negra negra,
junto junto al español;
anda y anda el barco barco,
con ellos dos.

Nicolás Guillén.
En: Por el mar de las Antillas viaja un barco de papel.
Ilustraciones de Horacio Helena.
1990. Salamanca: Lóguez.

miércoles, 3 de abril de 2013

Recuerdos de Londres



Siempre que visito Londres traigo algún recuerdo dentro de mí. En forma de huevos de Pascua, cajas de té (adoro el sabor del “earl grey tea”… una pena ser intolerante a la teína…), casas victorianas, risas en torno a una pinta de “ale”…, o libros infantiles.
En esta ocasión no he podido visitar muchas librerías, por otro lado bastante predecibles (es lo que tienen los escaparates) ya que en el mundo del álbum ilustrado inglés siguen gobernando los mismos autores, el mismo tipo de ilustración y las mismas editoriales -lo que no quiere decir que sea estático: la tradición es una gran baza para el lector anglosajón-. Aunque esta sea la realidad del mundo editorial en el Reino Unido, cabe decir que la preocupación por el alcance de la cultura es mayor, un hecho que queda constatado por la orientación que todos los museos dan a sus colecciones en torno al público infantil. De entre todos los recursos y actividades que se llevan a cabo en estos espacios me ha llamado la atención la edición del álbum ilustrado Clara Button and the Magical Hat Day, que el Victoria & Albert Museum ha realizado junto a la escritora Amy de la Haye y la ilustradora Emily Sutton, y que está basado en el cuadro de Eileen Agar “Hat for eating bouillabaise”.
No me crean ingenuo por pensar que esto es una novedad, ya que soy consciente de la gran cantidad de museos de todo el mundo que materializan ideas como estas para acercar el arte a un público minoritario como el infantil. Lo que me llama la atención de este libro son unas cuantas cosas que no se suelen tener en cuenta a la hora de idear este tipo de artículos, como:
- El acercamiento al museo no es un fin en sí mismo. El libro complementa la visita al museo pero no queda subyugado a él.
- El libro es sencillo y no cuenta con excesivas pretensiones. La historia es cercana y sencilla, y cualquier lector podría identificarse con su protagonista.
- Sus ilustraciones se corresponden con las de la tradición de la ilustración inglesa, lo que pone en evidencia que para innovar no es necesario rendirse ante las, a veces incomprensibles, tendencias.
- Hace un guiño al gran álbum ilustrado Esto es Londres de Miroslav Sasek, un punto a su favor ya que enlaza al lector con una obra de calidad y que se considera auténtica literatura infantil.

martes, 2 de abril de 2013

Día Internacional del Libro Infantil 2013



Como inicio de este mes de abril tan extraño en lo climatológico, qué mejor que echar mano del listado de efemérides (¿Se han percatado de la cantidad de acontecimientos a los que hace alusión cualquier noticiario y que hay que celebrar diariamente? ¡Qué poca imaginación la del mundo periodístico!) y hacerles saber que hoy, dos de abril, se celebra en este planeta (¡ojalá también en otros..!) el Día Internacional del Libro Infantil, una fecha que reúne esta festividad y el nacimiento de Hans Christian Andersen, quedando señalada en el calendario desde 1967, gracias a la labor del IBBY.
Como no me gusta el cartel oficial (creo que ese margen azul es horrible…) del que se ha encargado la sección del IBBY en Estados Unidos de Norteamérica y que incluye una ilustración de Ashley Bryan y un texto de Pat Mora, me permito la licencia de incluir en este blog una ilustración de Rafael López que he encontrado en Pinzellades al món.
Celébrenlo… Y si no encuentran la manera de hacerlo, acudan a cualquier biblioteca: allí encontrarán unas cuantas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...