sábado, 8 de febrero de 2014

Elegía al amor perdido


Aunque resulte difícil creerlo, me he pasado los días buscando palabras para hacerte un regalo en este día, el mismo en el que, dos años atrás nos cruzamos... Y no he encontrado ninguna. Se me han ido tan lejos como tú…
Tras cortarte la vida el pasado lunes y quebrar nuestro férreo abrazo, aguardo mudo el día en el que regresen. ¿Me ayudarás a cazarlas de nuevo? ¿Con tus ojos claros y la sonrisa luminosa que gastabas? ¿Con la dulzura de tus besos y ese flequillo mimbreño?... Y desde las nubes, ¿harás brotar en mi boca nuestros recuerdos? 

Un leve y claro cristal leve,
un pétalo que roza lo indecible,
el lazo de un matiz que se desata,
la pasión de la luz que se despide.
Un leve y claro paso leve,
un rumor de plumaje fronda arriba,
sendero que pierde en la espesura,
un color en quietud de siempreviva.
Un leve y claro sueño leve,
el ámbar que destilan los relojes,
una espera de párpados adentro,
una espiga que cae sobre la nieve.
Un leve y claro viaje leve,
lo que está y de repente ya se ha ido,
la huella que en el aire se deshace,
lo que se muere y lo que no se muere.

María Cristina Ramos.
Huella.
En: En un claro del mundo.
2010. Ruedamares: Neuquén.


Imágenes: Rob Ryan

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...