viernes, 20 de mayo de 2016

Pintando el tiempo que se va...


Con un fin de semana de contratiempos a la vuelta de la esquina, bien me valdría agenciarme un buen reloj y gestionar el tiempo de manera ligera, ese que a veces suena a corto y que otras corre largo. Al final tendré que echar mano del sol o en su defecto, pintarme uno de arena.

Si no tienes reloj,
en tu muñeca
te pinto uno.

Con la hora que tu quieras.
Sin tener que darle cuerda.
Más ligero que la seda.
Y con una gran esfera.

Si quieres un reloj,
yo te pinto uno
en tu muñeca.

Fran Nuño.
Te pinto un reloj.
En: La hora de los relojes.
Ilustraciones de Enrique Quevedo.
2011.Vigo: Faktoría K de Libros.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...