martes, 31 de diciembre de 2019

Los posts más leídos del blog DVLM LIJ en el 2019



Despedimos 2019 y damos la bienvenida al 2020, un año que según muchos da paso a una nueva década (estrictamente no es así hasta llegar al 31 de diciembre del año que viene, pero bueno), todo sea para  hacer felices a cadenas de televisión y empresas publicitarias.
¿Que cómo ha ido el año? No me voy a quejar, pero ni fu ni fa. El trabajo, sin novedad en el frente. La familia bien, gracias. Los amigos: unos decepcionantes, otros encantadores. El amor, inexistente. Dinero, el justo. Lo más destacable es que he estado en montones de sitios, he empezado alguna que otra nueva aventura, he conocido mucha más gente y he aprendido tela de cosas. Así que sólo le pido al año venidero quedarme como estoy. En todo caso mejor, pero nunca peor. Que yo soy muy conformista.



Respecto a esta casa de monstruos decir que lleva en pie once años, que en breve llegaré a las mil quinientas entradas (Ufff… Demasiada información, ¿no creen?), y que el 2019 ha sido el año en el que me he percatado de que hay mucha gente del universo de la Literatura Infantil y Juvenil que me aprecia y respeta enormemente por este trabajo que hago en pro de los libros y la lectura. A todos ellos, déjenme decirles que el mérito es de todos. En parte mío por poner voz a lo que muchos opinan sobre ciertos temas, o a señalar libros que merecen ser leídos, en parte de todos los que se pasean por este lugar o las redes sociales (como el Instagram de los monstruos, de donde he sacado las fotos que acompañan a este post), y dejan sus “me gusta” y comentarios, que nutren mi ánimo día tras día, le insuflan vida a este lugar y dan buena cuenta que somos muchos los apasionados de la LIJ. Gracias a todos.



Sin más dilación y a pesar de una Navidad que amenaza con liquidarme (creo no ser el único), despido este 31 de diciembre con las entradas más visitadas del año, trece en total, para que puedan echar mano de ellas y leerlas por primera vez -alguna se les habrá pasado-, releerlas o recordarlas.
¡Feliz año nuevo! ¡Sean buenos! ¡Nos vemos en el 2020!

















jueves, 26 de diciembre de 2019

Un poco de humanidad por Navidad



Después de dos meses (incluso más) hinchándonos a turrón, frutas escarchadas y mantecados, ha llegado la Navidad. A muchos nos gusta pero otros tantos detestan estas fiestas.
Hay razones de todos los sabores. A unos se les hinchan los carrillos con discursos sobre el laicismo de estado. Otros esgrimen el consumismo para justificar un odio acérrimo hacia esta época del año. Están los del “porque sí”, una razón igual de válida para acostarse temprano y dejarse de marisco y cordero asado. Hay gente que no soporta el dolor de los recuerdos, de los que están en otro país o de los que nos dejaron para siempre.
Hay montones de excelentes motivos por los que aborrecer estas celebraciones, pero el caso es que, aunque la gente lo intente con todas sus fuerzas, siempre existen rendijas, mínimos resquicios por los que el llamado “espíritu navideño” consigue colarse (se lo digo yo, que de resistencia navideña sé un rato). Y cuando esto sucede y actúo como espectador, suelo preguntarme: ¿Pero es que la Navidad hace algún daño?
Las respuestas son evidentes… Gastroenteritis, resacas varias, sobrepeso, broncas, divorcios exprés, tratamientos psicológicos y cuestas de enero son los más habituales. Pero también hemos de considerar los beneficios colaterales como los reencuentros, la ilusión infantil, cierta magia, y sobre todo, una pizca de humanidad.


Solidaridad, compasión, fraternidad, unión… Llámenlo como deseen pero el caso es que en Navidad hay un pico de buenas acciones mayor que durante el resto del año (que eso de ayudar al prójimo está muy de moda). No seré yo quien ponga en duda su autenticidad, pues esto de los valores cuenta muchas veces con dobles y triples intenciones (más todavía viniendo de los políticos y otras asociaciones parasíticas), pero lo cierto es que durante esta época hay mucha gente que se apiada de las calamidades ajenas e intentan paliarlas de alguna forma, cosa que es muy loable.
Es así como llego a un álbum donde las tragedias humanas se hacen palpables, pues Migrantes, de la peruana afincada en Palma de Mallorca, Issa Watanabe (editorial Libros del Zorro Rojo), es uno de esos libros sobre una cruda realidad.


Una vez más con encontramos ante un álbum sin palabras, un álbum que nos habla sobre el drama de la migración a través de la sola yuxtaposición de imágenes. En él, un grupo de animales antropomorfos caminan errantes sobre una arboleda yerma con fondo nocturno. Emprenden un largo viaje que se dilata en el tiempo conforme avanzamos en esta secuencia de escenas a doble página. La tierra, el mar, la tierra… Un devenir que parece no acabar nunca.
En él hay que destacar varios puntos que me han resultado interesantes. Primero de todo el fondo negro. La oscuridad se cierne sobre este libro. Es una atmósfera lúgubre, siniestra, solitaria, inquietante e incluso macabra. La noche infunde temor ante lo desconocido, ese futuro expectante del migrante.


En segundo lugar, y en contraposición con el punto anterior, hay que llamar la atención sobre el colorido que llena las figuras de los protagonistas. Rojos, verdes y azules en la ropa y los hatillos. Toda una suerte de tonalidades vivas que además de ofrecer contraste estético y visual, son un canto a la esperanza, algo que también ocurre con la vegetación de las escenas, que florece y se colorea conforme nos acercamos a un final que cobra vida.


El tercer punto en el que hay que detenerse es la figura de la muerte. Como ya dije en el monográfico sobre libros infantiles y muerte, esta alegoría se mueve a caballo entre las representaciones clásicas y las más coloristas (véase la imagen donde va ataviada con un manto bordado de motivos florales y otro amarillo). Al mismo tiempo no es una mera espectadora, sino que participa de la acción, algo que por un lado la humaniza y por otro denota su importancia en los éxodos migratorios.


Aunque existen puntos en los que la narración se quiebra, es uno de los libros más hermosos que he encontrado sobre este tema, no sólo porque el formato elegido (el libro-álbum sin palabras) dé paso a todo tipo de interpretaciones y prismas discursivos, sino porque la autora elige una óptica expositiva de la acción que no intenta adaptarse a los mensajes esperados, sino que es más libre y menos sesgada.
Es así como nos vamos llenando de belleza y algo de humanidad.

lunes, 23 de diciembre de 2019

Con los que importan...



Llegó la Navidad. Comercios hasta la bandera, calles llenas de luces, contenedores llenos de cajas de cartón (sin jamones ni vino, claro), sales de frutas y bicarbonato agotados, pedigüeños en cada esquina… Sí, amigos, se armó el belén de nuevo y nada podemos hacer por remediarlo. Que sí... Ya está aquí el Román para poner sobre la mesa la realidad..., con sus miserias incorporadas, que la mugre siempre le imprime carácter a las cosas...
No es para menos, señoras y señores, que todo hay que tomarlo con un poco de guasa o si no la seriedad nos amarga el dulce (¡Ay, qué hartura de empiñonadas, anguilas de mazapán y polvorones!). Y es que es difícil el no percatarse de lo hartos que estamos de vivir (bien, of course), de tanta sobra (hasta los perros están panzones), de tanto regalo y tanta ostia. Se lo confirmo: yo me he plantado este año.
Y de entre todos los virus navideños, el que más enfermo me pone es el de los compromisos, pues no teniendo bastante con bodas, bautizos y comuniones, hacen aparición los ágapes institucionalizados y otras convenciones sociales. ¿¡Qué es eso de de tanto mamoneo…!? Yo quiero estar con los que quiero, con mi familia y amigos (dedos contados que ya me dan bastante faena).


No encuentro el momento de cumplir con gente que no me inspira un aprecio real, que ni siquiera conozco ni me conoce, que son meras coincidencias y casualidades en las que mi capacidad de elección ha tenido poco que decir. No les negaré que me haya metido pocas juergas con compañeros de trabajo y otras obligaciones, pero ha llegado el momento de centrarse.
Que esa vida social tan intrincada que muchos creen tener, ni llena ni enriquece, pues la gente que quiere cumplir con todos, al final, parece vaciarse de quien está siempre. Es paradójico como tanto café, tanta cena, tanto viaje, tantos planes y tanta agenda están empobreciéndonos el corazón.
Es por eso que hoy les traigo un libro hermoso sobre los pequeños momentos que compartimos con quienes nos conocen de verdad, o al menos esa es la conclusión a la que he llegado mientras disfrutaba con Tea y Camaleón son hermanos. En este álbum de Koichiro Kashima y María Jose Ferrada, editado por A buen paso, se habla de muchas cosas, no sólo del estrecho vínculo que existe entre los protagonistas, sino de la necesidad de sentirse cerca, pues entre ellos no hacen falta ni obviedades ni formalidades.
Están ahí, en la Gran Nube de Té, en mitad de un concierto, incluso compartiendo la enfermedad. Nos susurran acerca de la familia que no es familia, de los hermanos que no son hermanos. Nos dicen tantas cosas… Que tenemos suerte de estar al lado de otros, que esos instantes son aunque no los veamos, que los busquemos, que no los perdamos, que la vida es eso: delicada poesía.



jueves, 19 de diciembre de 2019

Los mejores álbumes ilustrados infantiles del 2019 / 2019 Best Children's Picture Books


2019 ha sido un año con montones de nuevos libros infantiles, de nuevas historias con las que disfrutar. Y aquí estoy, otra navidad más seleccionando un puñado de estos álbumes en “los mejores del 2019” (N.B.: Cuando terminen esta selección pueden ver también los mejores del 2018, los mejores del 2017, los mejores del 2016 o los mejores del 2015, entre otros) una dura tarea, no sólo porque entra en juego el verbo escoger, sino porque muchas veces parece que sólo quedan estos y no es así.
Antes de empezar y como siempre, les recuerdo unos criterios de selección que siempre ayudan a entender el porqué de la presencia de unos libros y no de otros. A saber:
2019 has been a great year for new children’s books, new stories to enjoy. And I am here again selecting some of this books in “2019 Best Picturebooks", a hard decission because of two reasons: the verb “to choose” and a lot of picture books that are out of it.
Once again, I remind you my own criteria to elaborate this list:

- Seleccionar obras editadas por primera vez en castellano durante el 2019 (Este año, por tercer año consecutivo, he decidido abrir un hueco final para las re-ediciones y nuevas ediciones de obras ya publicadas en nuestro país).
- Select works published for the first time in Spanish during 2019 (I include a little space for reissues at the end).
- Seleccionar obras con aceptación entre el público infantil (¿de qué me sirve darles opciones que no les van a gustar a sus hijos, sobrinos o nietos?..., creo firmemente en las ilustraciones de calidad, en las historias hermosas, interactivas, con mucho humor, poéticas, con éxito… ¡Hay que ser práctico!).
- Select works with acceptance among children (I prefer giving you options that are going to like children, nephews or grandchildren -not to parents, aunts or grandparents, obviously...- I firmly believe in great illustrations, beautiful stories, humorous, meaningful and successful ones ... Let’s be practical!).
- Que el listado no supere los 25 títulos, que ya son…- (debe ser variado, pero no una amalgama en la que te vuelvas a perder).
- The list will not exceed 25 titles (It must be diverse, but not a huge mess in which you ever lose).
- Dividirlas en dos grandes categorías: “Primeros lectores” y “Lectores competentes” (ver AQUÍ el porqué).
-  Divide all titles into two categories: "First Readers" and "Competent Readers" (Why? see HERE).
- Combinar títulos patrios con otros foráneos. Este año, la presencia sigue en la misma línea que los anteriores. Aunque es bastante (alrededor de un 20% del total), sigo animando a nuestros creadores y editoriales en la difícil tarea de aupar la LIJ patria, y les doy mi enhorabuena por su dedicación y trabajo.
- Combine Spanish authors with foreign ones. Representing 20% of the total (more or less tan the year before), it's a good quote if we consider the big market they are insert. I encourage Spanish creators and publishers to support our Children's Literature and picture books. Congratulations to all of them!
- Incluir obras cuyas ilustraciones tengan un componente artístico-estético sobresaliente o cuya edición las haga destacar entre las demás (no olvidemos el valor intrínseco de la imagen, el formato y otros aparejos del objeto libro).
- Include works whose illustrations have an outstanding artistic or aesthetic component (Don’t forget the intrinsic value of the image!)
- Incluir títulos de poesía (¡la poesía al poder!), preferentemente originales en castellano.
- Include at least one Spanish poetry work. Long live Poetry!
- Como el año anterior, no incluyo libros informativos. Debido al aumento de este tipo de libros les dediqué una selección propia que se puede consultar AQUÍ y AQUÍ.
- I haven't included informative picture books because I made a selection of these before. You can see HERE and HERE.
-  Un año más tampoco incluyo teatro infantil (¿Me echo a llorar?).
-  I haven't included children's theater books neither (I wanna cry…).
Y así llegamos hasta los mejores libros para niños del 2019, algunos reseñados ya en este espacio y que enlazan con su respectiva reseña, otros por reseñar (perdónenme, pero no dispongo de tanto tiempo…) y algunos incluidos en el espacio de los monstruos en Instagram, enumerados por orden de complejidad lingüística creciente (que no gráfica). ¡Disfrútenlos!
So here you are the best children's books of 2019 in Spain listed in order of increasing complexity. You can also see a lot of them in my profile in Instagram. Enjoy them!


INICIACIÓN TEXTUAL / FIRST READERS






















LECTORES COMPETENTES / COMPETENT READERS





















Tomi Ungerer. Non Stop. Kalandraka.


Luis Eduardo García y Adolfo Serra. Una extraña seta en el jardín. Fondo de Cultura Económica.







martes, 17 de diciembre de 2019

Disfrutando del día a pesar del oficio



Comienza la cuenta atrás para las vacaciones de Navidad. Menos mal porque cada día me veo más decrépito y desbaratado. Esto de tanto trajín va a terminar conmigo. Y eso no puede ser, oigan. Hay que cuidarse lo que no está escrito, porque lo más importante es uno mismo. ¡Qué pijo los hijos, los abuelos, los nietos o los alumnos! ¡Yo, yo y yo!
No quiero decir con esto que haya que cultivar el egoísmo o ser el centro del universo, sino más bien el amor propio, uno basado en la autoestima y no en la autodestrucción. Porque les diré que hay gente que se quiere muy poco, y eso no puede ser. Hay que empezar desde bien temprano con los cuidados…


Un buen descanso (de unas 7-8 horitas es más que suficiente), desayunos nutritivos (cuando cuento lo que trago muchos no me creen), algo de ejercicio matutino (unas flexiones, unas abdominales), agua y jabón, cepillo de dientes y ungüentos faciales de calidad (para eso les puedo derivar con ciertas maricremas), ropa elegante (incluido su mejor chándal, que es la última moda), perfume (esto siempre se me olvida aunque siempre piense “Yo sin mi Chanel® no salgo a la calle”) y ¡para adelante!


Dirán que soy esto o lo otro, pero me da igual, creo que no hacen falta ingentes capas de chapa y pintura, tampoco echarse encima montones de billetes, ni siquiera horas y horas de gimnasio, tan sólo preocuparse un poco de lo que se meten en el cuerpo (sólidos, líquidos y gaseosos), de mantener una temperatura corporal constante y un adecuado tono muscular.
Es por ello que hoy quiero detenerme en uno de esos álbumes que da gusto regalarse de buena mañana, pues Profesión: Cocodrilo, un álbum de Giovanna Zoboli y Mariachiara Di Giorgio publicado durante este año por Adriana Hidalgo en su colección Pípala nos habla de eso y mucho más.


En este álbum sin palabras con una estructura narrativa que utiliza elementos del comic, se nos cuenta el día a día de un cocodrilo. Este personaje tiene un modus vivendi envidiable. Su ducha, lo primero. Desayuna bien trajeado con tostada de tomate incluida y periódico en mano. Pasea por la ciudad, observa a un lado, a otro, compra un ramo de flores… Sencillamente, disfruta de la mañana.
En un entorno muy mediterráneo (la luz, las calles, la arquitectura, la gente, me recuerda a Roma o a Sevilla… Es algo que no me extraña teniendo en cuenta la procedencia de las autoras), este cocodrilo da buena cuenta de que la vida es bella. Pero ojo, no es el único, pues sorprendentemente, podemos encontrar a otros animales que se camuflan perfectamente entre la muchedumbre ataviados como personas sin llamar la atención lo más mínimo. ¿Qué juego será este en el que nos internan las autoras?


Todo esto nos lleva a un final ¿inesperado? y con cierta sorpresa que se adentra en el subconsciente del lector y le hace dos preguntas. La primera es si esperaba que el cocodrilo desempeñara otra profesión diferente ¿Quizá detective? ¿Quizá gánster? A veces las apariencias engañan si dejamos volar la imaginación. La segunda tiene que ver con el yo, con lo distorsionadas que son las imágenes de nosotros mismos, también con los anhelos de los demás, cómo nos vemos y cómo nos ven.
Fíjense por ejemplo en mí, muchos dicen que no parezco docente… Será la ropa, será que tengo un coche cani, será que me alejo de la típica pose cultureta… Visitadores médicos, comerciales, peluqueras, dependientes de  supermercado, monitores deportivos, camioneros, cocineros, barrenderos y vendedores ambulantes. Yo sólo sé que cualquier oficio tiene lo suyo y lo mejor es disfrutarlo.

lunes, 16 de diciembre de 2019

Impacientes pero contentos



En este mundo que vivimos prima la celeridad. Lo queremos todo de manera instantánea, sin espera y con mucha urgencia. Lo peor de todo es que lo mamamos desde bien pequeños. Los niños ansían que llegue Papa Noel, los Reyes Magos, el Black Friday, su cumpleaños, el del compañero, el carnaval, las vacaciones y la feria de Albacete… Vivimos en un estado de expectación eterno.
Estamos todos como unas maracas, incluido mi sobrino, que sólo saber correr (se ve que no le encuentra mucha miga a eso de caminar…). No tenemos ningún sosiego y desesperamos en el cine y en la sala de espera del médico (¿Habrá ido alguna vez rápida la cosa?) y en la cola de la charcutería (¡Madre, la de fiambre que consumimos!).


Es así como surge el movimiento “slow”, uno que trata de la lentitud y el disfrute. De la comida (que se engorda menos comiendo despacio, oigan), de la bebida y de la piscina (si tengo poco tiempo para nadar no crean que disfruto lo mismo).  No obstante también he de apuntar que la gente demasiado tranquila me pone un tanto enfermo, más todavía cuando dependemos de ellos.
Y con impaciencia, ese mal que nos invade, llegamos hasta uno de los libros que está revolucionando las librerías. No nos debe extrañar, pues La oruga impaciente de Ross Burach y la editorial Lata de Sal, es uno de esos espejos en el que podemos vernos reflejados y echarnos a reír, algo que me encanta de un álbum ilustrado. El argumento es sencillo. Una oruga más que atacada quiere convertirse en mariposa y sigue las instrucciones de sus colegas (como sabrán, lo que toca es fabricar el capullo y dejar que transcurra el tiempo), algo que resultará una tarea titánica para ella.


Se imaginarán el juego que da una historia así y yo les confirmo que es genial por muchos más motivos. En primer lugar porque el autor da con la estructura narrativa perfecta, una que es híbrida entre el lenguaje del cómic y el álbum (podríamos hablar de sketch también), ya que imprime mucho dinamismo a la acción (esa especie de atropello que toda persona impaciente sufre ante una situación de estrés). En segundo lugar es muy adecuado el estilo cartoon y unas tintas vivas que se dirigen sobre todo al público infantil, reclaman su atención y le imprimen un carácter de desenfado y diversión (no todo va a ser trágico e intimista…). Por último decir que me encantan ciertos giros que se dan de forma inesperada que buscan, sobre todo, evitar el didactismo tan manifiesto de muchos libros infantiles y que ensalzan su crítico discurso más allá.
¡Ups, se me olvidaba…! ¿Y la protagonista? ¿Se convertirá en mariposa? Eso sólo pueden descubrirlo si leen de cabo a rabo este fantástico libro que recomiendo a manos llenas.



jueves, 12 de diciembre de 2019

Selección de libros informativos 2019-2020 (I)




Si la semana pasada hacía pública la primera parte de la selección de boardbooks o libros de cartón de este curso, este jueves le llega el turno a la selección de álbumes informativos, unos libros que suscitan cada vez más interés en entornos académicos y especializados. Llenan talleres, charlas, ferias de novedades y sobre todo, estanterías. No hay librería o biblioteca que se precie que no haya empezado a dedicar una sección a los también llamados libros de conocimientos (les dejo AQUÍ las selecciones de cursos pasados, para que se internen en ellos).
Aunque me comentan que han empezado a tomar fuerza desde hace unos años y no queda editorial que al menos dedique un título de su fondo a este género de la no ficción, todavía hay muchos monstruos que no los conocen, por lo que debemos animarnos a recomendarlos y regalarlos (una opción inmejorable para las fechas que se avecinan) y hacerle frente a la omnipresente y siempre socorrida internet que tantos disgustos acarrea a la hora de obtener información contrastada y fiable.
He aquí algunos de los libros de conocimientos más interesantes de estos últimos meses. Esta vez, excepto un par de títulos, he dejado a un lado aquellos libros que pasan por híbridos entre ficción y no ficción (los suelo incluir en reseñas ad hoc) y los libros informativos para bebés y primeros lectores (que son la mayoría debido al público al que se dirigen) siendo incluidos en la ya citada selección de boardbooks.
Como en otras ocasiones, señalo con tres asteriscos (***) aquellos libros que más me han gustado por diferentes razones, entre las que destaca la idea (denoto cierta repetitividad en lo que a temáticas se refiere… Animales, naturaleza, biografías o fisiología humana, siempre están presentes… ¿Acaso no hay campos de estudio que no se han tratado todavía?), el formato, la edición o la ilustración.
Como curiosidad cabe destacar la notable presencia de libros que tratan los problemas del medio ambiente, como el cambio climático, la contaminación y la extinción de especies (¿Habrán sido inspirados los autores por esa “Climate Change Star” llamada Greta Thunberg?)
Como siempre, enviar mi agradecimiento a las editoriales, a aquellos que la lean y a todos quienes la compartan. ¡Y no olviden elegir sus favoritos!


Gaïa Stella. Todas las cosas. Un libro de primeras palabras… y algo más. Patio. Empezamos con tres libros para observar el entorno… En este primer imagiario (N.B.: ¿Alguna vez he explicado que es este palabro? Prometo hacerlo en breve), su protagonista, Olga, no enseña todo tipo de enseres, mobiliario y apechusques (una palabra muy manchega) que hay en su casa. Como es tan considerada, también las ha puesto en orden utilizando una peculiar taxonomía (cosas que proporcionan calor, cosas que se pierden, o cosas que nos enseñan el paso del tiempo). Un libro para observar, buscar y ampliar vocabulario de los prelectores tomando como excusa el hogar. Y a todo esto, ¿quién es Olga? Llega hasta el final y descubreló.


Tom Schamp. El libro más bonito de todos los colores. Combel. [***] Estoy enamorado de este libro. No sé muy bien por qué pero el caso es que cada vez que me pierdo en cada una de sus coloristas y divertidas escenas, se me dibuja una sonrisa en la boca. Si además de ello añado que he aprendido montones de cosas con él (que sí, que los mayores también nos queda mucho que aprender), como por ejemplo que la caja negra de un avión es de color naranja, que el maillot blanco es siempre para el corredor más joven, o que la pista del Roland Garros es de polvo de ladrillo. Si a todo ello le añadimos montones de personajes de cuento (metaliteratura se llama) y montones de cosas más coloristas, es obligatorio seguir a Otto y León en sus andanzas.


Eugenie Doyle y Becca Stadtlander. Buenas noches, granja. Errata Naturae. Cuenta la autora de este bello álbum que “Cada invierno, cuando cesa el trabajo en la granja, escribo una carta a los niños de una clase de tercero y cuarto de primaria. Les cuento cosas sobre nuestras gallinas, las semillas que hemos comprado, las reuniones de granjeros a las que asistimos, los arces azucareros de los que extraemos la savia y las plantas que cultivamos en el invernadero.” Esa es la idea de la que parte un libro en el que se nos narran las actividades que se realizan en una granja durante el otoño, pues toca prepararse para el invierno. Cubrir los campos, resguardar las colmenas, preparar la leña… Un libro de bellas imágenes que dará las buenas noches a los lectores más campestres.


Alex Nogués y Miren Asiain Lora. Un millón de ostras en lo alto de la montaña. Flamboyant. [***] Como profesor de ciencias naturales no podía dejar de destacar uno de los pocos álbumes informativos que pone su empeño en ensalzar las ciencias geológicas, una disciplina minoritaria y denostada por muchos. En este libro el geólogo, y escritor (muy bueno, por cierto) Alex Nogués, se dedica a abrir el mundo de la paleontología a ojos de los lectores, explicando algunos de los entresijos sobre la ubicación de los fósiles, cómo se forman y cuáles son los más frecuentes. Acompañado de las ilustraciones de una prometedora Miren Asiain Lora, urde un bonito y sencillo álbum sobre ostras de otras épocas y tiburones extintos.


María Emilia Beyer y Franz Anthony. Luz propia. Un libro sobre seres que brillan. Océano-Travesía. [***] Y ahora toca zoología… Este libro es una de las sorpresas de la temporada. Con formato en acordeón y dirigido a prelectores y primeros lectores, nos presenta a ocho de las especies de seres bioluminiscentes que viven en el planeta. Y es que este libro de pequeño formato también puede funcionar a modo de lámpara de noche gracias al barniz fosforescente que muestra los patrones de luz que utilizan estos organismos para sobrevivir, comunicarse y defenderse, al mismo tiempo que da las buenas noches a los pequeños lectores.


Guénolée André y Gaëlle Lasne. Nidos increíbles. Koala Ediciones. [***] Ya les dije que era muy pajarero, no sólo por los muchos que llenan mi cabeza, sino por fijarme en los que anidan sobre los árboles y en los aleros. Los nidos de las aves siempre me han encandilado, no sólo por ser verdaderas obras de ingeniería hechas a base de restos vegetales y animales, fibras o barro, sino porque muchas tienen formas fascinantes. Es por ello que este libro que nos presenta los nidos de 38 aves como el quetzal, el tejedor o el cucarachero, me resulta tan interesante. Y si además va acompañado de solapas móviles que ahondan en el juego del descubrimiento, mejor que mejor.


Yago Partal. ZooPortraits. Retratos animales. Libros del Zorro Rojo. [***] Moses, el león con chaleco, Nayna, la guepardo rockera o Oumar, el chimpancé rapero, son algunos de los más de setenta personajes animales que llenan este libro (¿O quizá podríamos llamarlo álbum de fotos familiar?) donde la fauna del planeta es la protagonista. Mapas de distribución, nombres científicos y características conviven con un proyecto que aúna moda y conservación animal pues algunos de estos animales están en peligro de extinción y otros son objeto de experimentación. Todos ellos no sólo miran al objetivo del autor, sino también a nosotros.


Marije Tolman y Jesse Goossens. Zoolibro. Curiosidades animales. Ekaré. El mundo animal está lleno de seres maravillosos con cualidades muy peculiares. Que si los gorilas con su fobia al agua, los flamencos y el origen de su color rosado, algunas aves parlanchinas… ¡Vamos que no nos falta de na’! Un libro para ávidos lectores que quieran conocer de primera mano a las curiosidades de mamíferos, reptiles y anfibios para quedarse con la boca bien abierta. Todo ello aderezado con las ilustraciones de una de mis artistas favoritas.


Colección Van Berkley y María Carmen Soria. Zoología ilustrada. Mosquito. Este es un libro especial. No les extrañe pues nace de la colaboración entre la editorial y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, depositario de las 6000 láminas que componen la colección del holandés Van Berkhey, un artista y naturalista del siglo XVIII. Un servidor, que ha contemplado algunas de las imágenes originales de dicha colección (hace poco hubo una exposición en el Real Jardín Botánico), les dice que este viaje por la fauna de los cinco continentes merece la pena. Si además añadimos los textos divulgativos de Carmen Soria y un grupo de láminas enmarcables, la cosa es de traca.


Tchoukriel, Emmanuelle y Aladjidi, Virginie. Bellezas de la naturaleza. Faktoria K de Libros - Kalandraka. Seguimos hablando de las formas de vida de nuestro planeta con otro título de esta pareja de autores que tanto bueno han hecho con sus inventarios ilustrados. En esta ocasión tenemos otro imagiario con más de 450 láminas de animales y plantas que habitan el planeta Tierra. Un regalo para cualquier persona, grande o pequeña, que guste de conocer y admirar las criaturas de nuestro entorno, conocer algunos datos sobre ellas y fomentar su conservación.


Yuval Zommer. El gran libro del mar. Juventud. Del mismo autor de El gran libro de los bichos y El gran libro de las bestias, llega a las librerías un nuevo título que se centra esta vez en los ecosistemas acuáticos. Montones de peces y curiosidades sobre moluscos, artrópodos, equinodermos y un sinfín de especies marinas se agolpan en sus páginas a todo color. Con curiosidades, pinceladas de humor e incluso juegos de búsqueda, este libro es ideal para futuros submarinistas, o en su defecto, aficionados a las olas y la arena.


Lucy Letherland y Emily Hawkins. Atlas de aventuras. Océanos. Flamboyant. Continuamos con otro libro que explora los océanos, y no es de extrañar pues el gran azul esconde numerosos secretos que ni en otros dos mil años podremos descubrir. Tiburones, ballenas, delfines, peces espada, boquerones, anchoas, merluzas, tortugas, plancton microscópico, algas, cangrejos… Cientos de especies se agolpan en un ecosistema de lo más variado. El agua bulle de vida y debemos saberlo.




Ignotosfsky, Rachel. Los asombrosos trabajos del planeta Tierra. Entender nuestro mundo y sus ecosistemas. Nórdica Libros. En este paseo ilustrado por nuestro planeta, la autora de libros como  explora desde los arrecifes de coral hasta los desiertos, pasando por la selva. Es así como se adentra en los mecanismos que regulan la naturaleza o la importancia de mantener la biodiversidad. Una propuesta gráfica muy interesante con la que aprenderemos los entresijos del mundo que habitamos y dar una visión general de ese enorme organismo llamado Gaia donde sus elementos están tan coordinados y articulados que el fallo de uno, repercute sobre el resto. Pura ecología.


Patrick George. Rescate Planeta. Juventud. Continuamos con libros sobre la conservación (o mejora, que hay algunos aspectos en los que se hace difícil la marcha atrás) del buen estado planeta, concretamente con uno dirigido a los pequeños lectores. En este se recogen una serie de preguntas referidas a diferentes problemas. ¿Qué debemos hacer para mantener el aire limpio? ¿Y para que el agua potable siga siendo abundante? ¿Y para producir menos residuos? Además de responderlas se recogen acciones sencillas que procuren un medioambiente digno para las generaciones venideras.


Martin Jenkins y Tom Frost. Peligro. Un mundo de especies amenazadas. Océano-Travesía. Nuestro progreso está acabando con el hogar de cientos de especies de animales. La deforestación, la desertización, la caza y el calentamiento global han puesto en peligro a montones de especies de animales. El orangután, el okapi, el panda gigante y la ballena azul son algunas de las treinta especies en peligro de extinción que recoge este libro. En este libro de gran formato podrás conocer dónde viven sus poblaciones, los ejemplares que quedan, de qué se alimentan, los problemas que les acucian y mucha más información que nos servirán para acercarnos a ellas y desarrollar nuestra empatía para conservarlas.


Yayo Herrero López, María González Reyes y Berta Páramo Pino. Cambio climático. Litera Libros. El primer libro sobre el cambio climático de esta tanda tampoco tiene desperdicio. Con un formato mayor que el primero, se adentra en las causas históricas que han producido el cambio climático, entre las que destaca los cambios en los modelos productivos y económicos que sucedieron desde la Revolución Industrial. Tampoco se olvida de las consecuencias observables a día de hoy ni de lo que podemos hacer para paliarlas. Un libro que ayuda a comprender mejor el gran reto del siglo XXI.


Marc ter Horst y Wendy Panders. Palmeras en el Polo Norte. Todo lo que necesitas saber sobre el cambio climático. Siruela. [***] Como biólogo que soy les diré que todo quisqui habla del cambio climático, pero les diré que no todo lo que dicen es cierto (que el mundo no se acabará, aunque nuestra especie salga de las peor paradas). Es por ello que necesitamos una mirada objetiva sobre el tema, algo que nos ofrece un libro como este en el que se nos habla de glaciaciones, de extinciones masivas, de contaminación, de volcanes, icebergs y un montón de cosas más que nos harán pensar en si merece la pena ponerse manos a la obra para que esto no vaya a más.


Raül Hurtado, José Ibáñez y Claudia Mosquera. Paremos la invasión. Que el plástico no nos domine. Andana. Continuamos con álbumes sobre residuos, concretamente sobre la invasión de los plásticos (Este libro habría que regalarlo en los supermercados). Acompañando a Greta y Aldo, los protagonistas de esta historia, sabremos cómo llegó el plástico en nuestras casas hace 150 años para facilitarnos el día a día, y cómo su ingente producción y el consumo desproporcionado  de productos de un solo uso, está generando toneladas de plásticos que acabarán con muchas de las formas de vida de nuestro planeta si no ponemos remedio. ¿Les ayudamos?


Victoria Furze. Hogar. Vegueta. Una tortuga laúd nos cuenta su historia en mitad del océano, cuyo azul se ve empañada por la aparición de unos seres extraños. Nos fijamos y nos damos cuenta que son bolsas de plástico que se precipitan en el fondo marino. Es la cruda realidad de un ecosistema que se está viendo alterado por los seres humanos gracias a las toneladas de plásticos que depositamos en él. Una historia triste y oscura en la que todos debemos concienciarnos, sobre todo porque los océanos no son sólo el hogar de muchas especies marinas, sino que también forman parte de una casa llamada Tierra.


Raidt, Gerda. Basura. Todo sobre la cosa más molesta del mundo. Lóguez. [***] Cada día que pasa hay más basura. Esta es una realidad a la que no viven ajenos los niños y por ello necesitamos libros que, como este, expliquen dónde van los desperdicios, cuándo los recogen los camiones de la basura, por qué viajan alrededor del mundo, e incluso por qué se mueven velozmente por el espacio. Eso sí, después de saberlo, no olviden que nosotros podemos cambiar este panorama con pequeñas aunque grandes acciones.


Marie G. Rohde. S.O.S. Monstruos verdaderos amenazan al planeta. Zahorí Books. En este libro que se mueve entre la ficción y la no ficción, se nos presentan unos monstruos extraños que están atentando contra el planeta Tierra. El Basurokong, el Esmogodón, el Grasodonte o el Urbanosauro son seres cuyo modus vivendi es capaz de llenar todo de basura, cambiar la calidad del aire que respiramos, llenar todo de hidrocarburos o construir sin ton ni son. Invenciones mitológicas actuales que explican de un modo distendido los problemas reales que está sufriendo nuestro planeta. ¿Quién será el encargado de meterlos en vereda? No te pierdas este catálogo moderno de yokaï ambientales.


Monika Vaicenavičienė. ¿Qué es un río? Océano-Travesía. Para terminar la tanda de medio ambiente propongo dos álbumes sobre el agua y su relación con el hombre. En este álbum poético y a caballo entre a ficción y la no ficción, su premiada autora nos traslada la idea de que un río puede ser muchas cosas. Una historia, un acertijo, un camino o un hilo son las metáforas de las que una abuela se sirve para hablar a su nieto de la importancia que las corrientes de agua tienen en nuestra vida, en la literatura o la historia. A través de hermosas imágenes este libro nos cuenta lo que el agua representa para el ser humano, para la naturaleza, cómo se origina, de dónde vienen los nombres de los ríos, su flora y fauna.


Charlotte Ager. La gente y el mar. Avenauta. El ancho mar es un lugar lleno de misterios. Su extensión, su color cambiante, la línea del horizonte, las criaturas a las que da cobijo… Todo en él es una incógnita. Tanto es así que inspira una enorme cantidad de sensaciones y emociones. Esperanza, oportunidad, deseo, miedo, descubrimiento, pérdida… Es por ello que la autora de este libro se interna en las formas que distintos pueblos y culturas se han relacionado con él.


Ella Frances Sanders. Comernos el sol. Pequeñas reflexiones sobre el universo. Libros del Zorro Rojo. Terminamos esta tanda de libros sobre lo que nos rodea con una serie de impresiones. Desde el universo, pasando por las adaptaciones de las plantas, la evolución o la jerga científica, nos encontramos con una serie de pensamientos que la autora de Lost in translation recoge en esta especie de cuaderno de campo. Acompañadas de sus siempre evocadoras y simbólicas ilustraciones, es uno de esos libros que te dejan un regusto agradable al paladar y ganas de seguir indagando. Pequeñito pero matón.



Cristina Junyent y Cristina Losantos. El cuerpo humano por dentro / El cuerpo humano por fuera. Combel. Empezamos con anatomía y fisiología humanas… He aquí un tándem de libros sobre los entresijos del cuerpo humano. Mientras que el uno va dedicado al medio externo y cómo participa este en la buena marcha de nuestra salud, el segundo dedica sus esfuerzos a explicarnos como se mueve la maquinaria interna del organismo. Procesos de digestión y respiración, el transporte de sustancias, cómo pensamos, la importancia de la higiene, la dieta y el deporte son muchos de los conceptos que deben aprender los infantes. ¡Que no se crean que no es poco!


Jennie Maizels y William Petty. ¡Abra-cadabra, que tu cuerpo se abra! Andana. [***] Tras muchos años ausente de las librerías, este álbum informativo pop-up ha re-aparecido en las estanterías de las librerías. Es un libro con mucho éxito entre los primeros lectores, no sólo porque está lleno de contenido y engranajes de papel (A ver si me hago con un ejemplar y lo incluyo en mi monográfico sobre libros móviles), sino porque tiene un toque muy desenfadado. Que se lo digan a bibliotecarias y libreros, ¡que se han hinchado a prestarlo (también a ponerle celo) y a venderlo!


Philippe Nessmann, Régis Lejonc y Célestin. En todos los sentidos. Librooks. Seguimos con el cuerpo humano, esta vez con los órganos de los sentidos. ¿Qué es y para qué sirve exactamente un receptor? ¿Hay distintos tipos de receptores? ¿Ven los animales de la misma forma que nosotros? ¿Cómo es el ojo humano? ¿Y el oído? ¿Cuántos sabores hay? Las respuestas a estas preguntas y muchas más las encontraremos en un libro de excelente factura gráfica y un toque de humor que nos acerca a los cinco sentidos… ¿Cinco? ¡Ups! Creo que hay alguno más…


Lucía Zamolo. El rojo es bello. TakaTuka. [***] Cada vez que una de mis alumnas abre la boca quiere ir al baño, me echo a temblar. No por mí ni los demás, sino por ellas. Se azoran de tal manera para enmascarar un hecho tan natural como la menstruación, que consiguen trasladarme sus miedos y preocupaciones. He decidido que este año este va a ser el libro de lectura volante para los de 1º de E.S.O., por una sencilla razón, la de quitar el estigma social a la temida regla. Por fin tenemos un libro que se preocupa de los tabúes que la rodean, de las barbaridades que se dicen al respecto. Con datos históricos y científicos, la autora crea todo un discurso en formato híbrido a caballo entre diario personal, bloc de apuntes y álbum informativo que no tiene desperdicio.


Françoise Laurent y Sébastien Chebret. 9 meses, 1 bebé. Tramuntana. Este año estoy siguiendo más de un embarazo y les puedo asegurar que es una experiencia de lo más inquietante a la par que enriquecedora. Es un tema natural del que hay que hablar abiertamente a los pequeños lectores. ¿Cómo ocurre la fecundación? ¿Qué diferencia hay entre la natural y la in vitro? ¿De dónde vienen los gemelos? ¿Y los mellizos? ¿En qué consiste la cesárea? Todas estas cuestiones y muchas más hallan sus respectivas respuestas en un libro con abundante material gráfico, mucha sencillez y una amplia sonrisa.


Kaia Dahle Nyhus. El mundo dijo sí. TakaTuka. [***] En la categoría de historia tenemos un libro que me recuerda a esas clases en las que hablo de los comienzos de la Tierra y los seres vivos en ella. De cómo se formó el universo y la materia, del origen del sistema solar, de la composición primigenia de la atmósfera reductora, de la aparición de las primeras formas de vida… Una historia necesaria para entender de dónde venimos, quiénes fueron nuestros antepasados y, sobre todo, hacia dónde nos dirigimos. De eso y mucho más trata este libro que de forma gráfica y sencilla nos habla de tantísimas cosas, que lo creo imprescindible en cualquier biblioteca.


Rosa Navarro Durán y Julio Fuentes. El gran libro de la mitología. Montena. Y ahora, literatura… El universo de la mitología griega es bastante intrincado… Todos los dioses parecen estar emparentados entre sí y sus leyendas parecen solapadas. Por si esto fuera poco, aparecen los romanos en juego y les cambian el nombre a muchos de ellos. Todo un lío que la catedrática Rosa Navarro intentará aclarar a los jóvenes lectores que se interesen por esta temática tan apasionante seleccionando unas pocas leyendas que condensan la esencia de esta disciplina.


Jimmy Liao. Si no te gusta leer, no es culpa tuya. ¿Leer o no leer? Ese es mi problema. Barbara Fiore Editora. [***] En este primer álbum informativo del laureado Jimmy Liao, se recoge una irónica reflexión sobre el mundo de los libros y la lectura. Es así como el autor invita al hijo de un librero en crisis y a sus amigos a debatir sobre la belleza de las palabras y el placer de leer en torno a personajes literarios y sus escritos, sin dejar de lado el eterno dilema: ¿Leer o no leer? ¡Esa es la cuestión! Un tributo al mundo de las letras y su necesidad en la formación de las generaciones futuras, como fuerza generatriz para descubrir al ser humano.




Louise Lockhart. Gran inventario del arte. Patio. [***] Como los amantes del arte necesitaban también su dosis de informativos, aquí traigo un imagiario en el que perderse y que seguramente hará sus delicias. Pasearán entre pinturas rupestres, arte mesopotámico, grafitis, momias y castillos medievales, arquitectura contemporánea, joyas de la pintura barroca y renacentista, obras maestras del impresionismo, ingenios cinematográficos y un montón de referencias artísticas más, en dobles páginas con escenarios reconocibles y en orden cronológico para tener una visión de conjunto. Una guía imprescindible impresa a dos tintas (me encanta este detalle) con la que poder acercarse a los mejores museos del mundo sin necesidad de moverse del sillón.


Gema Sirvent y Ana Pez. Cinematográfico. Libre Albedrío. [***] Alice Guy-Blanché, la primera directora de cine, es la guía en este filme sobre la historia del séptimo arte. Desde la invención del cinematógrafo de los Hermanos Lumière, hasta el las películas de hoy día, pasando por las estrellas y directores de la época dorada, Gema Sirvent y Ana Pez nos muestran los pormenores del lenguaje cinematográfico en esta sala de papel. Planos, angulaciones, guiones y muchas más curiosidades sobre una disciplina que revolucionó las artes escénicas del siglo XX y XXI. Cuando lo tengan en su poder sólo queda decir: ¡Luces, cámara y acción!



VV.AA. Colección Pequeñ@ y Grande. Mary W. Shelley / Vivienne Westwood / Martin Luther King / Bruce Lee. Alba. No podía faltar en este apartado de biografías sonadas, la colección que bate records en las librerías. Y es que Pequeñ@ y Grande nos trae esta temporada la vida de una gran diseñadora de moda, una atormentada escritora, al gran defensor de los derechos de los ciudadanos negros y a un gran actor de cine de acción, entre otras (creo que también está Ghandi  y alguno más). Todos ellos con ilustraciones de artistas españoles. Un bonito regalo que Papa Noel puede hacer a todo tipo de bibliotecas, incluidas las escolares.


Borja López Cotelo y María Olmo Béjar, alias El primo Ramón. Nuevo Mundo. Isabel Zendal en la Expedición de la Vacuna. Bululú. [***] Les digo de antemano que este libro me ha parecido una delicia, no sólo porque se sumerja en la vida de Isabel Zendal, la enfermera de la Expedición Balmis. Procedente de una humilde familia de campesinos y obligada a criar a su hijo en solitario, esta mujer fue la piedra angular en una misión humanitaria, en un viaje filantrópico y médico alrededor del mundo para vacunar a más de 250.000 niños de los territorios españoles de ultramar. Emocionado de que sus autores y la editorial se hayan encargado de ensalzar la figura de esta mujer y de los 22 niños que la acompañaron, qué menos que invitarles (si pudiera ordenárselo también lo haría) a que incorporen este libro a su biblioteca.


Carmela Trujillo y Javi Hernández. Chavela Vargas. Cuántas luces dejaste encendidas. Libros de ida y vuelta. El segundo número de la colección de biografías de esta pequeña editorial, está dedicado a la figura de M.ª Isabel Anita Carmen de Jesús Vargas Lizano, una mujer que no recibió el cariño de su madre, una aristócrata adinerada que no solo la escondía de las visitas, sino que, tras divorciarse, se desentendió de ella y la envió con sus tíos. Los autores se sumergen la niñez de Chavela Vargas, una mujer que siempre tuvo una forma de ser, vestir y vivir demasiado especial, de una manera honda y precisa en un libro que se parece a una de sus pequeñas canciones.


Lily Murray y Ana Albero. Los premios de la gente. Alba. Para terminar este apartado, tenemos el presente libro, un homenaje a cincuenta de las personas que han cambiado el mundo. Un montón de premios para otras tantas personas que han contribuido a engrandecer el universo de la literatura, el deporte, la ciencia, la pintura o la música. Nos ponemos de tiros largos para acudir a esta gala de entrega de premios. Hay nominaciones tan curiosas como la persona más inteligente, el explorador de nuevos mundos, la mujer del espacio, e incluso para el mayor creador de premios. No se pueden perder este libro de biografías que seguro les dejan con la boca abierta.


Cecilia Ruiz. Libro de las muertes extraordinarias. Avenauta. [***] Como ya dije en mi monográfico sobre la muerte en los libros infantiles, estoy enamorado de este, el único álbum informativo sobre la muerte que conozco (categoría ¿“tanatofílica”?). En orden cronológico y con mucho humor negro (ironía que no falte), su autora nos narra la muerte de un buen número de personajes -unos conocidos, otros, no tanto-, y ensalza las extrañas circunstancias que rodearon cada una de sus muertes. Accidentadas, desternillantes, casuales, inesperadas… Cada doble página se encarga de narrarlas una a una y todas te dejan con la boca abierta. Lo he colocado en mi estantería de libros-fetiche y creo que ustedes deberían hacer lo mismo.  


Alejandro Reig y Roger Norum. Migrantes. Ekaré. [***] Cambiamos de tercio para adentrarnos en una historia sobre el tránsito. Desde los albores de la humanidad, el hombre ha estado de aquí para allá, un constante devenir que demuestra nuestra condición de seres migrantes que en cierto modo es causa de nuestra naturaleza animal. Si no nos hubiéramos movido nuestra historia no sería la misma. Entonces, ¿a qué viene tanto lío cuando hablamos de emigración e inmigración? ¿Cuál es el problema? He aquí un libro que se trata este tema desde una perspectiva histórica y social, y abre el debate sobre uno de los fenómenos más controvertidos de la actualidad. Política, conflictos bélicos, racismo, xenofobia, necesidades humanas y miedo en un título necesario.


Felicita Sala. Calle Babel, nº 10. Recetas del mundo para compartir. Edelvives. [***] Seguramente que muchos de ustedes, queridos monstruos, han acudido a una de esas ferias gastronómicas del mundo y se han dejado seducir por el aroma del guacamole, del curry y otras tantas delicias más, ¿verdad? Pues atentos porque tendrán la misma sensación cuando abran las puertas del número 10 de la calle Babel, un edificio habitado por unos vecinos de procedencia muy distinta que nos enseñarán a preparar platos mexicanos, franceses o indios. Este libro es un recetario pero también un canto a los sabores del mundo y al hermanamiento de los pueblos bajo ese techo llamado cocina.


Christian Hill. Qué idea. Invenciones que han cambiado el mundo. Duomo ediciones. [***] Sabemos la historia de algunos inventos es de sobra conocida, pero conocemos el origen de la bicicleta, la calefacción o el lápiz. ¿Sabías que la calefacción se inventó para proteger a unos peces del frío? ¿Y que el lápiz moderno lo crearon los franceses solo para molestar a los ingleses? Estas son algunas de las curiosidades que se recogen en la vida de 18 inventos que han revolucionado nuestro mundo y sobre los que merece la pena indagar, no sólo por creernos detectives del pasado, sino porque nos pueden servir de inspiración de otros futuros. Y con ello ponemos punto y final.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...