miércoles, 5 de mayo de 2010

Menudencias de la LIJ


“Semos” los mayores y no la gente menuda, los que, en nuestro afán, por un lado, de imponer nuestro criterio, y por otro, de seguir siendo meros Peter Panes, producimos, editamos, recomendamos y vendemos todo tipo de obras dirigidas a un público ajeno a nuestra franja de edad, el infantil. Sí, sí… muchos me diréis que sois padres, tíos, abuelos, maestros, payasos o cuentacuentos, pero, al fin y al cabo, todos y cada uno de nosotros no somos más que entrometidos… Y hago bien en pensar en que, si las manecillas del reloj me llevasen a otros tiempos en los que era un niño y un adulto como el que soy yo ahora me recomendase un libro, no me cabe duda de que, como mínimo, le dedicaría una pedorreta y lo dejaría con tres palmos de narices cuando, al girarme, le dedicara un sonoro “¡¿Qué se habrá creído este?!”.
Creo que la Literatura Infantil es aquella literatura leída (o escrita) por los niños y nunca aquella escrita para los niños (fíjense en ambas preposiciones…, ¡cuan grande es la grandeza de la lengua castellana!), cosa que olvidamos a diario, yo el primero, mientras sugerimos, reseñamos y defendemos este libro o aquel otro… Claro está que sabemos de sobra que el gusto está reñido con la calidad y no podemos dejar entre manos de cualquiera eso que llamamos selección bibliográfica ya que llenaríamos librerías y bibliotecas de adaptaciones Disney®, Barrio Sésamo® o las aventuras de Gerónimo Stilton.
En cualquier caso la solución para no caer en esa literatura de masas o paraliteratura que llena nuestras estanterías como agua de mayo (¿quién iba a decirnos lo útiles que nos sería el paraguas y el abrigo estos días?), está en el término medio: conjugar las preferencias del público infantil con nuestros criterios sobre literatura.
Y siguiendo mis gustos y criterios (lo que quiere decir que el libro-álbum de hoy esta dirigido al lector adulto), les envío allá donde estén, la obra de Iwona Chmielewska titulada Dos personas (Editorial Océano Travesía), un recorrido por todo tipo de parejas, por todo tipo de situaciones cotidianas entre personas que comparten vida, espacio y sentimientos, resumiendo: un paseo por todo lo que irrumpe cuando dos deciden ser uno.

1 comentario:

Evaristo Romaguera dijo...

Definición acertadísima: "la Literatura Infantil es aquella literatura leída (o escrita) por los niños y nunca aquella escrita para los niños".
¿Sirve para jóvenes?
La Literatura Juvenil es aquella literatura leída (o escrita) por los jóvenes y nunca aquella escrita para los jóvenes.
¿Me permites otra adaptación?
la Literatura Juvenil es aquella literatura leída (o escrita) por los jóvenes y nunca aquella impuesta por los profesores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...