jueves, 5 de diciembre de 2019

Selección de Boardbooks 2019-2020 (Parte I)


Hemos pasado noviembre y con diciembre llega la Navidad, una época de consumismo desorbitado. Para que Papa Noel y los Reyes Magos no sólo echen mano de ropa de marca y tecnología variada, un servidor les sigue recomendando regalar libros, que son muy buenos para el alma. Es por ello que aquí llegan la primera de las selecciones de álbumes infantiles, en este caso la de boardbooks o libros de cartón (últimamente también se les llama “toddler books”), una selección que he decidido partir en dos para darle un poco de visibilidad a estos libros para prelectores y primeros lectores (entre 0 y 4-5 años de edad), y que tradicionalmente publicaba en mayo. Como no son tan abundantes como los álbumes convencionales y no se les da tanto bombo en las librerías, conmino a padres primerizos, trabajadores de los jardines de infancia, guarderías y educación infantil, a consultar las selecciones del 2018-2019, del 2017-2018, del 2016-2017 y la del 2015-2016.
Y ahora, unas consideraciones… Como la mayor parte de estos libros suelen ser híbridos entre las categorías de ficción y no ficción, no considero oportuno darle relevancia a dicha división
Siempre intento no dejar ninguno en el tintero, pero si se me olvida alguno, ya saben que pueden apuntármelo o enviármelo (llamada a editoriales).
Como en el resto de ocasiones, señalo aquellos que me han encantado con mis tres estrellas, que son como las Michelín pero en el medio LIJero.
Por último decirles que si quieren ojearlos por dentro, muchos de ellos están disponibles en el instagram de los monstruos en forma de vídeo (como el de la cabecera de este post).
Sin más dilación, ¡he aquí esta primera parte de la selección comentada de libros de cartón!


Virginie Aracil. Las formas del señor Bear / Los colores del Señor Bear. Combel. Empezamos con un par de libros informativos para prelectores y primeros lectores en los que su protagonista, el señor Bear, se dedica a familiarizarnos con el triángulo, el círculo y el cuadrado, el rojo, el verde y el azul, de una manera cercana y utilizando para ello objetos de nuestra vida cotidiana.


Mar Benegas y Neus Caamaño. Hola, mañana. A buen paso. En esta historia cotidiana se nos presenta el día a modo de retahíla y con un torrente de aventuras por delante. Hay que saludar al día, al perro, al abuelo… en definitiva a todo el que se cruce en el camino de un protagonista que está ansioso por descubrir un mundo lleno de sensaciones y experiencias. Pero al final, todo día termina de la misma manera…




Caracolino y Canizales. La jirafa Rafa / Carteros y carteras. NubeOcho. Una nueva colección de boardbooks se abre camino con estos dos libritos que no se pueden perder. Muy divertidos y sonoros (música incluida de la mano de su autor) nos presentan una historia sobre cartas con hermosos mensajes y una jirafa que me tiene encandilado (será que tiene gafas y bigote). Una nueva apuesta más que prometedora para pequeños y grandes con mucho ritmo.


Bárbara Castro Urío. ¡A dormir, pequeña ballena! Zahorí Books. De la mano de la ganadora de la categoría Toddler en la última feria de Bolonia, llega un nuevo libro de cartón en el que la protagonista es una ballena que va creciendo conforme va zampando. Un libro ideal para aprender a contar e identificar los colores (dos temáticas bastante utilizadas en este tipo de libros) que termina con un “buenas noches”.


Marta Comín. Abracadabra. Combel. (***) Un cumpleaños, un nieto, un abuelo y una maleta llena de magia. Este es el argumento que Marta Comín, la diseñadora valenciana, utiliza para crear un libro-objeto cargado de sorpresas a base de troqueles, escenas escondidas y juegos de perspectiva. Nunca he sido muy hábil con los trucos de prestidigitación, así que me enamoré perdidamente de él.


Menena Cottin. Doble Doble. Tecolote. (***) Una de los mejores libros de este año que encontré por casualidad en mi librería favorita. Con solo tres colores (rojo, blanco y negro), una serie de imágenes basadas en siluetas bidimensionales, y un giro de 180º, Menena Cottin consigue desplegar un universo mágico en torno a un libro-objeto. Diseño, perspectiva y mucho juego nos hacen soñar a pequeños y grandes sin remisión.


Michaël Escoffier y Matthieu Maudet. ¡Es mi sopa! Océano Travesía. (***) El que diga que esos autores no le tienen cogida la medida al libro de cartón es que ha leído pocos de ellos. Esta vez se internan en una historia con estructura de sketch sobre una madre, un hijo y un plato de sopa, a la que también son invitados dos villanos clásicos de los cuentos de hadas. Con mucha comedia y enredo, sorpresas, giros inesperados y metaliteratura, seguro que este libro consigue lo imposible. Incluso que sus hijos coman.



Susie Hammar. Cuentanúmeros. mtm Editores. (***). Esta pequeña editorial nos vuelve a sorprender un curso más con uno de esos libros de cartón que abre muchas posibilidades a los nuevos lectores. Con animales como protagonistas, ilustraciones de colores potentes y líneas definidas, una serie de piezas móviles y troqueles táctiles, la propuesta es más que interesante, no sólo para aprender a contar y asocial los números con su grafema, sino para abrir un universo lúdico que ensalze el libro-juego.


Meritxell Marti y Xavier Salomó. Minino. Combel. Un nuevo libro-serie protagonizado por un intrépido gato se abre camino en las librerías de la mano de dos de los autores más prolíficos en este género del boardbook. En la luna o bajo la lluvia, Minino es un felino muy dicharachero que es capaz de moverse entre las páginas gracias a un sistema de lengüetas móviles. Seguro que lleva la alegría a sus casas y seguro que llegarán nuevos títulos en breve.


Pep Molist y Mandana Sadat. La reina de la noche. Ekaré. Si en el de Mar Benegas y Neus Camaño se nos presentaba el día, le llega el turno a la noche, un espacio que generalmente se simboliza desde ciertos sonidos e imágenes. Es así como los protagonistas de este libro, padre e hijo, intentan llegar a casa antes de que se cierna la noche sobre ellos con una buena dosis de imaginación. Inspirado en el poema Erlkönig, de W. J. Goethe, tiene un puntito muy hermoso para dormir y, sobre todo, soñar.


Estrella Ortiz y Nuria Gallardo. Cinco lobitos. Libre Albedrío. (***) Con una canción rimada de toda la vida, las autoras nos sumergen en la primera infancia con este boardbook sencillo y muy hermoso donde las imágenes en tela son simbólicas y certeras (seis escenas son suficientes para encandilarnos). Toda una delicia que muchos se hartarán de contar y cantar en los próximos meses.


Antonio Rubio y Óscar Villán. Juego de letras. Kalandraka. (***) Uno de los libros más hermosos, lúdicos y divertidos de este año que termina. En él, los autores de la colección De la cuna a la luna nos proponen un viaje por el diccionario conducido por una simpática oruga que, a base de abrir y cerrar solapas nos presentan rimas que beben de lo estrambótico y el sinsentido. ¡Si se les ha pasado por alto deben acudir a su librería más cercana!



Antonio Rubio y Óscar Villán. Frutas / Animales. Kalandraka. Dos nuevos títulos para hacer más grande la colección de la cuna a la luna, una serie de libros con mucha rima y pocas palabras (no se crean que esto es fácil de conseguir…) altamente necesaria en cualquier biblioteca para prelectores y primeros lectores. En este caso, sus geniales autores rinden un tributo a los animales y las frutas. No se los pueden perder.



Nicola Slater. ¿Dónde está mi jersey? Combel. Ahora toca una historia de despistes y mucho humor en la que a base de pestañas que se abren y se cierran vamos descubriendo un montón de animales que acompañan al conejo protagonista en la búsqueda de un jersey que a saber dónde está. Buenas dosis de humor y aspectos lúdicos se combinan en una narración entrañable.


Britta Teckentrup. Mi pequeño zorro/ Mi pequeña ardilla. Picarona. Respetuosos con el medio ambiente, estos libros de la aclamada Britta Teckentrup pone su mirada en la vida de algunos mamíferos que salen de sus madrigueras. En su deambular tropiezan con otros animales y situaciones que bien merecen un poco de atención por parte de los futuros lectores, siempre empáticos y sorpresivos.


Katrin Wiehle. Mi gran océano. Lóguez. Una vez más hay que hablar de esta magnífica colección dirigida a los prelectores. Con el mundo natural por bandera e impresos en carton 100% ecológico, Katrin Wiehle se centra esta ocasión en el mundo submarino. Ballenas, tiburones, medusas, caballitos de mar, cangrejos, focas… Un sinfín de seres que habitan uno de los medios más diversos y amenazados de nuestro planeta, en el que merece la pena bucear y, sobre todo, respetar.


Giovanna Zoboli y Philip Giordano. Cuando el sol despierta. Libros del Zorro Rojo. (***). Si hemos tenido un libro sobre el día y otro sobre la noche, ahora nos toca terminar esta tanda con un libro que combina ambos periodos. Con una serie de escenas protagonizadas por animales u objetos, los autores nos hablan de una dicotomía básica a través de frases sencillas e imágenes de líneas sencillas, formas planas y tintas medias. Un libro muy hermosos y con gran calidez visual muy evocador y poético.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...