miércoles, 29 de septiembre de 2021

Suplantación de poderes


Ha sido un verano extraño. Tan pronto nuestros televisores nos animaban a salir cuando nos diera la real gana para gastar hasta el último euro en nuestras vacaciones, que nos instaban a quedarnos en casa por culpa de la llamada quinta ola, esa que nos iba a llevar a la ruina hospitalaria de nuevo, que nos sumiría en otra debacle por culpa de todos esos jóvenes, pecadores e inconscientes que se habían lanzado a las calles por la euforia estival.
Por un lado nos premiaban como ciudadanos ejemplares. “Disfrutad como héroes que sois, que para eso os habéis tirado un año y pico ahorrando”. Y por otro se dedicaban a jodernos con sus toques de queda y artimañas varias. “Iros a la playa, idiotas, levantad el turismo como ratas enjauladas”.


Nos han atiborrado de mascarillas, han puesto a la venta los test de antígenos más caros del continente y nos han vacunado como al ganado porcino. ¿Para qué? ¿Para tener un verano más limitante que el del año pasado? Y me sigo preguntando: ¿Hasta cuándo van a seguir utilizando la pandemia como herramienta de poder, como arma de propaganda, como parapeto para ocultar otros problemas igual de serios?
Ahora nos dicen que una triple dosis, que habrá más olas, que no nos relajemos ¿No sería mejor abrir el ocio nocturno que tener las calles a rebosar de botellones? ¿No sería mejor ir buscando medicamentos para combatir la enfermedad que atiborrarnos a vacunas? ¿No sería mejor dejar de ver la televisión?


Yo no sé cómo, a estas alturas de la película, no se le han hinchado lo suficiente las pelotas a algún juez como para llevar al trullo a más de un político. Por manipulador, por mentiroso, por cobarde (Este último rasgo, aunque útil y muy de moda, siempre me ha resultado asqueroso).
Ahora saltarán otros cobardes diciendo “Qué más da quiénes gobiernen si el resultado siempre es el mismo” “Prefiero lo malo conocido que lo bueno por conocer” “Al menos estos no…” Y yo, que soy partidario de los cambios, de la evolución, respondo que prefiero las alternancias de poder a un enquistamiento social de los males que trae consigo cada ideólogo. Que no quiero hacerle siempre el trabajo sucio a la misma facción.


Si piensan que digo tonterías, aquí tienen El rey cerdo, un álbum escrito por Koos Meinderts e ilustrado por Emilio Urberuaga (ediciones Ekaré), donde se habla, ente otras cosas, de lo fácil que es suplantar a un gobernante mediocre por otro gobernante que se volverá igual de mediocre que el primero y que probablemente será suplantado por otro.
Utilizando una parábola moderna protagonizada por un rey al que le encanta atiborrarse de gorrino y un cerdo que se plantea su insignificante existencia, se desarrollan una suerte de casualidades que con algo de sinsentido y humor nos dejan entrever una realidad que se ha repetido una y otra vez en multitud de lugares.


No se pierdan un texto en el que subyacen muchas preguntas y disfruten de unas ilustraciones coloristas y llenas de detalles que descubrirán los buenos observadores (Y para los malos, unas pistas… les invito a que se fijen en los cuadros del palacio y en el dosel de la cama, que descubran al personaje oculto en cada doble página y le hagan una caricia en la guarda trasera, y por último que disfruten del homenaje que un Urberuaga autorretratado le hace al gran ilustrador holandés Max Velthuijs).
Y tras la lectura sólo nos quedará preguntarnos aquello de: ¿A todo gorrino le llega su San Martín? Esperemos que sí. Y yo me alegraré.

lunes, 27 de septiembre de 2021

Un alfabeto hermoso y una pregunta para darle al coco


Aparte de agendas escolares y todo tipo de material de oficina (creo que las papelerías son uno de esos vicios que comparten muchos docentes), los maestros empiezan a aprovisionarse de todo tipo de recursos para desarrollar en las programaciones didácticas del curso que empieza.
Fichas descargables, fotocopias, ideas antiguas con una vuelta de tuerca… Cualquier cosa es susceptible para desarrollar un contenido, un procedimiento o una actitud (o como los quiera llamar la ley de turno), algo que siempre se agradece teniendo en cuenta que detrás de cada propuesta siempre hay cierto trabajo que, por mínimo que sea, merece un respeto.


Cuando llega esta época y sobre este tema, siempre me asalta la misma pregunta: ¿Y dónde queda el libro literario como recurso educativo? 
A veces me respondo que donde tiene que estar, en las estanterías, que para eso las compró la administración de turno. 
Otras me digo “Román, que un libro es una cosa muy seria para transformarla en un recurso”. 
Las menos me acuerdo de los buenos maestros que conozco y, haciendo alarde de optimismo, siento que el libro está ahí, que habla cuando le toca por las voces de unos y otros, e incluso hay quien se lo lleva a su casa para leérselo a los que ya no van a la escuela.
Disfrutón, didáctico, silencioso… Lo importante es que el libro infantil esté y no pase a ser invisible, que muchas veces es lo que sucede en ese maremágnum pedagógico en el que se ha convertido la escuela.



Para que vayan tomando nota de títulos más que interesantes, no solo como recurso, sino como divertimento (que ya saben que es lo que más me gusta de un buen libro), les dejo Un árbol crece y nadie le pregunta por qué, un álbum de Eugénio Roda y Cecilia Afonso Esteves que publicó hace meses la editorial Yekibud.
Y es que este álbum nos acerca al universo de los abecedarios desde un prisma muy especial en el que grafismo y lirismo se dan la mano para despertar nuestro lado más juguetón y reflexivo, más obvio y poético.


Partiendo del llamado alfabeto del ser, los autores de esta delicada y potente creación nos proponen un buen puñado de definiciones que, acompañadas de otros tantos aforismos, nos sumergen en una cotidianidad repleta de belleza. 
Palabras como “memoria” “quién” o “indecisión” se van sucediendo en una suerte de juego interactivo en el que el libro propone y el lector dispone. 
Mención aparte para unas ilustraciones bien pensadas y ejecutadas donde el color azul y las aves son una constante que invitan a la calma, pero también al vuelo, sobre todo imaginativo.
Y así se aprende pero también se desaprende, porque no todo en la vida se mira desde el mismo ángulo, ni mucho menos con los mismos ojos.

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Selección de libros informativos 2020-2021 (II)


Debido a las diatribas que me acosaron durante el fin de curso pasado, me fue imposible publicar la segunda parte de la selección de álbumes informativos del 2020-2021. Es por ello que aprovechando el inicio de este nuevo curso y coincidiendo con la última semana de esta septembrina Feria del Libro de Madrid, he creído apropiado sacarla a la luz para que vayan a gastarse los cuartos en libros que alimenten su curiosidad dentro de diferentes campos de conocimiento. 
Como siempre les invito a que cotejen la primera tanda y las de cursos pasados (2019-2020 -1ª parte y 2ª parte- y 2018-2019 -1ª parte y 2ª parte) que también tienen en la pestaña "Selecciones de libros". 
También les vuelvo a recordar una vez más el esquema de presentación: citar los libros agrupados por áreas de conocimiento, incluir referencia bibliográfica junto a una pequeña reseña en defensa de cada título, y si además el libro me ha encantado por diferentes razones (ilustraciones, formato, cercanía al lector, temática novedosa, rigor científico...), le propino tres estrellas, algo que esta vez no he tenido muy claro.
Sin más presentación, les dejo con este listado que puede ser de utilidad a todos aquellos lectores que prefieran una dosis de realidad a las ficciones narrativas y poéticas que acostumbramos a recomendar en las bitácoras sobre lectura y libros infantiles.
¡Disfrútenla como mejor les parezca! ¡Que leer y regalar libros hace mucho bien!




Teresa Blanch, Anna Gasol y Giselfust. Las profesiones olvidadas. Astronave. (***) Empiezo esta relación de libros informativos con un título sobre profesiones extintas (una temática así, es merecedora de atención). Cigarreras, serenos, escribientes, ascensoristas… Son muchas los trabajos que el llamado progreso ha borrado del mapa y que merece la pena conocer gracias a este libro a todo color apto para mentes curiosas, amantes del pasado y todo tipo de nostálgicos.




Soledad Romero Mariño y Montse Galbany. Benditos errores. Mosquito Books. (***) Por si no lo sabían hay veces que un error puede traernos una alegría, algo que les sucedió a todas las personas que habitan este libro, gente común, inventores o científicos que, por suerte, la pifiaron para descubrir e idear nuevas comidas o bebidas, muchos artilugios como el post-it y las cerillas, o medicamentos como la mismísima penicilina. Dieciséis historias dignas de mención en un álbum de temática novedosa.




Gilles Laroche. Ciudades perdidas. Juventud. (***) Seguramente has oído hablar de Machu Pichu, de Tenochtitlán o de Akrotiri. Seguro que también te has preguntado dónde están, quiénes las descubrieron o cómo se vivía en ellas. Este es el libro que te ofrece las respuestas. El autor de ¿Qué hay dentro?, otra obra imprescindible sobre la arquitectura, se interna esta vez en la fisionomía, geografía e historia de un puñado de ciudades que desaparecieron por diferentes motivos pero que siempre se tienen muy presentes en nuestro ideario colectivo. ¡Piérdanse en sus ilustraciones sin más dilación!



André Rodrigues, Larissa Ribeiro, Paula Desgualdo y Pedro Markun. ¿Quién manda aquí? Un libro sobre política para peques. Takatuka. Una vez más la política es la protagonista de un libro que plantea cuestiones básicas sobre el funcionamiento de una disciplina que, aunque no me guste lo más mínimo, está presente en muchos aspectos de nuestra vida diaria. No está de más que los chavales sepan las bases de lo que moldea las sociedades desde tiempos inmemoriales.




Kathy Stinson y Marie Lafrance. Los libros de la señora Jella. Juventud. (***) A excepción de cuatro fanáticos de la Literatura Infantil, muy pocos conocen la figura de Jella Lepman, periodista y fundadora de la Internationale Jungendbibliotek de Munich, ese templo de los libros infantiles y juveniles que muchos soñamos con visitar algún día. Esta es su biografía en forma de álbum ilustrado de una mujer (¿o quizá niña?) que hizo mucho por esta pasión nuestra y no se la pueden perder.



María Canosa y Bea Gregores. Emilia Pardo Bazán. Una mente poderosa. Bululú. Continuamos con otra biografía ilustrada, en este caso con la de una de las damas de la literatura española. Tanto para los que se acuerden del retrato que decoraba el ya extinto billete de 500 pesetas, como para quienes no, aquí tienen un libro bien traído sobre esta gallega, feminista y autora de La tribuna o Los pazos de Ulloa.



Laurie Lawlor y Laura Beingessner. Rachel Carson y el libro que cambió el mundo. Errata Naturae. (***) Para terminar con esta tanda de biografías femeninas les traigo un librito que resume la vida y obra de la bióloga marina que publicaría en 1962 Primavera silenciosa, uno de los libros insignia del conservacionismo que cambió la visión de montones de lectores de medio mundo. Merece la pena, se lo dice un profesor de ciencias naturales.




Regina Giménez. Geo-gráficos. Zahorí Books. (***) Sin duda es uno de los libros estrella de esta selección, una delicia visual que combina arte y datos curiosos para amantes de la geografía física, el grafismo, el minimalismo y las escalas. Si a ello unimos que las ilustraciones geométricas de la artista catalana, además de cierto deje dadaísta, me recuerdan sobremanera a la obra abstracta de la sueca Hilma af Klint, solo puedo decirles: aduéñense de él, regálenlo, hagan lo que quieran, pero no se lo pierdan.



Patricia Geis. Los volcanes. Combel. (***) Una de las materias de las que más difícil resulta encontrar buenos libros informativos es la geología. Por este motivo es de agradecer encontrar un álbum como este en el que los contenidos científicos, los troqueles, las solapas y los elementos pop-up se articulan maravillosamente para difundir saberes sobre el vulcanismo en el momento en el que sigue manando lava del volcán Cumbre Vieja de la isla de La Palma.




Laurent Moreau. ¡A jugar fuera! Patio. (***) Regresa a este espacio de monstruos el autor francés con uno de esos libros que aúna ficción y no ficción. La madre, harta de tener a sus críos enredando en casa los manda a tomar viento. Es en el exterior y con mucha imaginación donde la pareja se perderá entre los ecosistemas más extraordinarios de los cinco continentes y montones de animales. Un deleite visual y plástico. ¡Ah! ¡Y no se pierdan el apéndice final!




Mariona Tolosa Sisteré. Un paseo por el bosque. Flamboyant. (***) Si en la historia anterior la imaginación era un componente fundamental, en esta ocasión el paseo de los protagonistas es mucho más real y cercano pero igualmente efectivo. Una familia que descubre paso a paso los misterios y sorpresas que les ofrece el bosque, un lugar tan cercano como desconocido. Simpático y cercano. Ideal para primeros lectores.




Kate Messner y Christopher Silas Neal. Arriba en el huerto y abajo en la tierra. Corimbo. Llega a las librerías otro de esos álbumes a caballo entre ficción y no ficción sobre la naturaleza que tenemos más a mano. Un nieto y su abuela se disponen a preparar el huerto durante el otoño. Arrancan los tallos secos, mueven la tierra o retiran la hojarasca mientras el protagonista observa y descubre los pequeños detalles que acontecen en el suelo. Así pasará el tiempo y el huerto irá cambiando. Poético.




Iban Eduardo Muñoz y Alberto Montt. Plantas domesticadas y otros mutantes. Flamboyant. (***) Ahora que el vegetarianismo está tan de moda conviene recordar que la mayor parte de las verduras y hortalizas que comemos nada tienen que ver con aquellas plantas primigenias que con el paso de los siglos se han ido mejorando para que sean más aprovechables por el ser humano. No sólo los perros y los gatos se hibridan para la obtención de razas puras, sino que es algo que también. Un tono distendido, humorístico y descriptivo que me encanta.



Blanca Lacasa y Gómez. ¡Ey! Esta es mi casa. Errata Naturae. Si los seres humanos vivimos entre cuatro paredes hechas de piedra, madera o ladrillos, el resto de los animales también tienen sus propias viviendas. Unos como las abejas las hacen con cera, otros como las hormigas excavan larguísimas galerías, y así hasta una docena de animales que nos presentan sus particulares casas para dar buena cuenta de que la naturaleza es muy variada.




Tándem Seceda y Ester García. ¿Quién soy? Crías de Animales. África / Europa. Faktoría K de Libros. (***) Elefantes, lobeznos, leones u oseznos llenan las páginas de estos libros informativos sobre la fauna. Son los pequeños animales que habitan los bosques europeos o la sabana africana los encargados de acercarse a los lectores para presentar de un modo ameno y directo sus hábitos y costumbres. Acompañado de las ilustraciones realistas de Ester García seguro que enseñan y sorprenden a partes iguales.



Julia Rothman. La vida en el océano. Secretos y curiosidades del mundo marino. Errata Naturae. El océano es un completo desconocido. Su inmensidad y profundidad nos intriga y apabulla a partes iguales. Es por ello que la autora de La vida en el campo y Cuaderno de naturaleza se interna en ellos para contarnos un sinfín de datos curiosos sobre los ecosistemas marinos y sus habitantes con su habitual estilo.




Theagan White y Loveday Trinick. Oceanarium / Katie Scott y Ester Gaya. Fungarium. Impedimenta. Regresan a las librerías dos nuevos volúmenes de la colección Visita el museo que tanto bueno ha traído al panorama del libro informativo para pequeños y adultos. Excelentes comisarios han seleccionado textos de grandes expertos en la materia, para aupar estos libros como el regalo perfecto para micólogos experimentados u oceanógrafos en ciernes. ¡Que descubrir montones de seres marinos y el mundo de los hongos hace bien!




Lucas Riera y Angel Svoboda. Evolutivos. Mosquito Books. (***) Uno de los libros informativos más llamativos de esta tanda. Rebosante de luz y color, las potentes ilustraciones del autor alicantino llaman la atención de cualquiera. Un libro en el que se dedica una doble página a las garras, las escamas o las antenas, estructuras de los animales que han ido evolucionando para realizar diferentes funciones, así como presta atención a algunos de las especies extintas más llamativas. Un álbum impactante que muchos profesores de ciencias podrían utilizar en sus clases.




Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro. El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal. Juventud. (***) Para quien no lo sepa le diré que Ramón y Cajal fue uno de los descubridores de la neurona y un gran estudioso de los tejidos nerviosos, por ello nadie mejor que él para guiarnos en este increíble viaje a través del sistema nervioso humano, su estructura o los procesos que tienen lugar en él. A todo color, textos accesibles, recursos narrativos variados y excelentes infografías, es un libro para neurocientíficos o psicólogos en ciernes.




Agnieszka Kacprzyk y Marianna Sztyma. ¿De dónde vengo? Thule. Empezamos con la sección dedicada esos libros que hablan sobre la sexualidad y reproducción humanas con esta obra honesta y sin pretensiones que de un modo sencillo y directo aborda las típicas preguntas que muchos niños hacen a sus mayores. Si a ello unimos una delicadas, luminosas y elegantes ilustraciones que complementan el texto desde una visión poética, el resultado es más que notable.




Peter Mayle y Arthur Robins. ¿De dónde venimos? Maeva Young. (***) Regresa a las estanterías este clásico del libro informativo. Recién reeditado y con contenidos revisados, esta joya sobre la reproducción humana que hizo reír a muchos niños de los ochenta y noventa vuelve a la realidad lectora para enseñarnos montones de cosas sobre la sexualidad y la gestación con su toque “a-cartoon-ado” y anglosajón. De-li-cio-so.




Katharina von der Gathen y Anke Kuhl. Cuéntame más cosas. Takatuka. Vuelve a la carga la secuela de Cuéntamelo todo, uno de esos libros que marcó un antes y un después en la educación sexual de los pequeños lectores. Las autoras amplían sus respuestas a todas esas nuevas preguntas que les han lanzado los niños en un nuevo volumen con ese formato tan sugerente. ¡Atención, padres, maestros y educadores de toda condición! ¡Llega la revolución sexual!



Mia Cassany e Iker Ayestarán. Victoria. 16 historias inspiradoras sobre deportistas. Mosquito Books. En el apartado deportivo traemos uno de esos libros sobre historias de esfuerzo, sacrificio y, sobre todo, humanidad. Aventuras y desventuras de dieciséis deportistas del mundo del rugby, la gimnasia o el ciclismo, que no sólo hablan de triunfos deportivos, sino de otro tipo de valores igualmente importantes en los tiempos que corren, y que incluso en algunos casos convirtieron la derrota en triunfo.




Juliette Einhorn y Heléne Druvert. El cielo. Maeva Young. De su viaje por el cuerpo humano y la gestación, la ilustradora francesa Heléne Druvert pasa al medio aéreo y todo lo que sucede en él. La formación de las nubes, la polinización de las plantas, las estrellas, el avión o el globoaerostático. Un sinfín de conceptos y procesos que se presentan a base de troqueles y solapas que descubren y sorprenden a partes iguales. Es lo que tienen los libros interactivos, que además de aprender, jugamos.


Mariona Cabassa y Soledad Romero Mariño. Opuestos. Las fuerzas contrarias del universo. Zahorí Books. Llegamos al último de los títulos de esta pequeña selección, un libro perteneciente a una colección que como su propio nombre indica nos presenta Los ciclos mágicos del universo. Una suerte de conceptos de la vida cotidiana emparejados en cada doble página. Caras de una misma moneda, antagonistas aunque complementarios, el cielo y la tierra, la vida y la muerte, la noche y el día, la razón y la emoción se desatan gracias a unas ilustraciones donde el simbolismo y el color se conjugan para ahondar en lo poético.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...