miércoles, 16 de enero de 2013

Imaginación, diseño y esperanza





El diseño, como cualquier otra parcela creativa, es bastante subjetiva… No teniendo bastante con pintores, escultores y literatos, entran en juego los profesionales de la imagen, bien sea esta bi o tridimensional, una actividad que ha proliferado estos últimos años gracias al amparo de escuelas de arte, editoriales, internet y un boyante mercado del mueble y otros enseres caseros como la Wii® o las cocinas italianas. Una realidad que hoy día se desvanece, no sólo con las rebajas de Ikea (hasta ahora desconocidas), sino con la generalizada inapetencia por lo vanguardista y rompedor que se respira dentro de nuestras fronteras. La vuelta de lo sórdido y añejo acapara nuestras calles y comercios… ¡Pasen y vean! Como si de una reacción ante el futuro se tratase, nos hemos encerrado en lo tradicional y no dejamos que fluyan las nuevas ideas, algo nunca visto hasta ahora en una crisis económica… Así pasa, que cada año me las veo más negras para hacer una selección anual de lo más florido en LIJ (se lo digo con gesto serio)…
Refugiarse en el pasado para rememorar la bonanza imaginaria que vivíamos, es propio de cobardes y acomplejados, más que de realistas y bravíos. Derrochar nuestra creatividad no  conlleva malgastar nuestros ahorros, ni castigarnos como penitentes y pecadores. Hay más valentía en admitir un error y tratar de enmendarlo dando un paso al frente, que sumirse en las tinieblas de un caparazón y esperar que amaine el temporal. ¡Despierten y creen! Llevo más de un año intentando que levanten ese culo del sillón, que pongan en funcionamiento su testa, que busquen alternativas y tracen líneas, paralelas, oblicuas, llenas de color, con sentido, e imaginar así para el mundo, libros como Henri viaja a París (editorial Gustavo Gili), uno de los títulos que más me gustó el pasado año (aunque se editara en 2011) y que he tenido que esperar a este para reseñar. Sin duda, sus autores, Saul Bass y Leonore Klein, nos escupen una lección de esfuerzo y superación gráfica que ha parido un álbum ilustrado bien hecho y cautivador. Así que, tomen ejemplo, desperécense y engendren sus propios tesoros.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...