martes, 10 de marzo de 2009

Seguir siendo un niño



Acaba esta brevísima semana literaria… Sé que a muchos les puede parecer casi una traición, pero muchas veces es de agradecer un pequeño descanso, incluso para el mayor de los apasionados… Aunque no podríamos denominar este paréntesis como estrictas “vacaciones” –tres días ejerciendo de quasi-padre no es demasiado relajado que digamos…-, me apetece perderme por las carreteras dirigiendo (que no conduciendo) un autobús atestado de adolescentes, y transformarme así en un niño mientras contemplo las estampas del viaje. Creo que casi todos experimentamos esas mismas sensaciones cuando nos dirigimos a destinos desconocidos, ya que una extraña necesidad de aventuras nos invade… Eso mismo debió pasarles a John, Michael y Wendy cuando frente a ellos se apareció Peter Pan acompañado de la malhumorada Campanilla…
Sí, amigos y amigas, hoy me toca hablarles de una obra cumbre de la Literatura Infantil y Juvenil, Peter Pan y Wendy.
Archiconocida, la obra cuyos derechos de autor, James Matthew Barrie legó al Great Ormond Street Hospital tras su muerte (acto hermoso a la par que extraño, como todo lo que rodea a Barrie… les recomiendo su biografía…), es una oda a la niñez, no sólo por la figura siempre infantil y jovial de Peter Pan, sino por todos los mensajes de rebeldía y atrevimiento -entre otros- que se extraen de su lectura.
Repleta de frases palpitantes (¿Quién no recuerda la explicación que Peter da a Wendy sobre de dónde vienen las hadas?... Verás, Wendy, cuando el primer bebé rió por primera vez, su risa se rompió en mil pedazos, y éstos comenzaron a dar saltos, para dar lugar a las hadas…) y aventuras inimaginables, la que en un principio fue una pequeña obra de teatro, hoy es un alegato a la libertad traducido a todas las lenguas del globo
Podría decir tantas cosas de este libro que prefiero no decir ninguna… A veces, uno, simplemente, se ha de rendir ante el genio de los grandes, ante las auténticas leyendas que forjan algunos hombres, no sólo por sus escritos, sino también por sus actos, por ser sencillamente extraordinarios, especiales.
Espero que no se pierdan durante estos días y regresen a este lugar el próximo lunes, aunque sé que muchos y muchas preferirían volar a otro lugar siguiendo las siguientes indicaciones: la segunda a la derecha y luego todo recto hasta la mañana.

6 comentarios:

SALTALARANA dijo...

mmm, un autobús lleno de hormonas en plena explosión primaveral... no se si le compadezco o le envidio profesor... Maravillosa la edición de Blume que acompaña su reseña. Buen viaje, vuelva pronto.

kareche dijo...

Guau... ¡Qué ganas de leerlo, otra vez, y otra...! Muy persuasivo tu comentario. Gracias.

jg dijo...

Es un libro espectacular en todo: la prosa, el tema, los diálogos... Peter Pan es divertido, aventurero y, como todo "buen" niño, olvidadizo, egoista y un poco cabroncete. Pero como sucede con los niños, se le perdona todo. Obra de referencia absoluta que existía antes que Disney (aunque parezca increíble).

amparo dijo...

Empezamos la semana resolviendo asuntos pendientes... yo también defiendo este libro de Barrie, me impactó este Peter Pan. Después conocí otro libro: Los jardines de KEsington, de Rodrigo Fresán, Barcelona, Mondadori, 2003. Es un libro que gira en torno a Barrie y a Peter Pan. ´Creo que es imprescindible para conocer al autor y a su personaje. Por cierto hay una película, creo que se lla ma Descubriendo nunca jamás, que se aproxima mucho a este libro. Espero que os guste a los seguidores de este personaje tan singular. Saludos

miriabad dijo...

Es uno de esos libros que han nacido jugando con niños. Como ocurre con Alicia, Winnie the Pooh, Babar,... Y es un juego libre, sin censuras. En el que los piratas mueren, luchan, los niños son cabroncetes,... Es vida y juego. Ahora estamos tan dentro de lo políticamente correcto que nos choca el mundo de Peter.
De todos modos, ojo, que este libro realmente tiene sutilezas que sólo un adulto capta...
Saluditos, Miriam

La pajarita de papel dijo...

Peter es un niño, simplemente eso. Y creó que Barrie supo captar muy bien su naturaleza libre y la belleza de su bondad. Por estos días un amigo poeta ha escrito varios poemas en su blog: Luz Artificial, dedicados a este personaje. (poemas que provienen del alma adulta, que en ocaciones descuida su esondite y deja escapar al Peter que llevamos dentro)Con razón Pedrito Guerra le dedica una canción, e Ismael Serrano también.
Saludos Roman, otra vez desde el otro lado del espejo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...