martes, 18 de octubre de 2016

Ideas geniales en forma de libro (o sobre papel y cartón)


Libro. (Del latín, liber) Nombre masculino. Conjunto de hojas de papel, pergamino, vitela, etc., manuscritas o impresas, unidas por uno de sus lados y normalmente encuadernadas formando un solo volumen.” La Real Academia, tan parca como siempre y haciendo poca gala de su lema, da poco esplendor a una de las definiciones que podrían ser su santo y seña. Podrían haber incluido alguna nota poética para darle importancia, otra dimensión menos árida y pragmática con la que ensalzar un objeto que tánto (bueno y malo) ha hecho por nosotros. A pesar de los severos peros a esta descripción (¿Es el libro digital uno de estos libros? ¿Y los libros que no estan encuadernados? ¿Los libros acordeón?), debería darnos igual mientras existan librerías que nos provean de todos ellos.
Aunque muchos ven en el libro tan sólo literatura (ya saben ustedes del ego, el patrimonio y otros insanos vicios humanos), hay que dejar a un lado el arte y ponerse del lado de las ideas, el verdadero contenido de cualquier libro. Sabemos que, como en todo, hay muchos tipos de ideas... Las hay brillantes y apagadas, pobres y enriquecedoras, sobre-explotadas y novedosas. Pero en todos los casos, la dificultad reside en llegar a los destinatarios de una forma clara y comprensible, y, cómo no, empaparnos de ellas. Lo mejor que nos puede pasar es que caigan como semillas maduras, germinen en nuestro interior y, como la terca yedra, trepen por nosotros reverdeciendo las nuestras propias (No todo es tan positivo, les recuerdo la bomba atómica...).
Sí, lo sé, este lugar habitado por monstruos esta lleno de literatura infantil, pero a veces hay que bajarse los pantalones ante otro tipo de libros que, a pesar de no considerarse tales, pertenecen igualmente al reino de las ideas y merecen cierta visibilidad en las redes sociales. Unos son libros curiosos o juguetones, otros son libros más allá de los libros, también hay objetos en sí mismos, libros que nos hacen pensar o que nos roban una carcajada, llenos de imágenes, para tocar y morder, y casi todos, inmejorables para soñar. En definitiva, libros dirigidos a los niños que, aunque dejen el academicismo para otros, enriquecen y embellecen nuestro mundo -interior o exterior- desde otra perspectiva. Es por ello que hoy he caído rendido ante estas geniales iniciativas (ideales para regalar a niños y no tan niños) que nos han ido trayendo los meses.


Digón, Consuelo y Martín, Cintia. +caras. Ediciones Tralarí. Libro-juego con varios niveles interactivos que, a base de imágenes especulares, nos permite descubrir personajes de siempre en una entretenida historia visual para primeros lectores.


Benegas, Mar y Rubio, Carlos. A juego lento. Litera Libros. Rehogando palabras y mezclando sonidos, los autores proponen un taller de cocina que, a fuego lento, abre el mundo de la poesía a quienes se atrevan a meterse entre sus fogones.


Tulley, Gever y Spiegler, Julie. 50 cosas peligrosas (que deberías dejar hacer a tus hijos). Litera Libros. No sé si después de leer este libro muchos padres dejarán a un lado sus miedos, pero lo que está claro es que muchos niños se atreverán a desafiar al peligro. Imprescindible a cualquier edad para saber lo que nos falta, lo que nos queda.


García Sánchez, Sergio y Moral, Lola. Caperucita roja. Dibbuks. Una caperucita con forma de acordeón, la sombra de un lobo que nos lleva a un mundo desconocido, un libro-manual de todo lo que sospechábamos sobre esta historia... No sé como definirlo pero me encanta.


Arrhenius, Ingela P. Animales. CocoBooks. Imagiario-palabrario zoológico de grandes dimensiones con cierto aire vintage. Cuando lo abrí por primera vez, me daban ganas de arrancar las páginas y tapizar las paredes con ellas.


Toro, Grassa y Ballester, Arnal. Una pierna. A Buen Paso. Esta es la historia de un matrimonio. Un triste juego hecho historia, una historia en forma de juego. Esta es la historia de un matrimonio, el de una pierna y un dedo que recorren juntos las baldosas del camino.




Duthie, Ellen y Martagón, Daniela. Wonder Ponder. Filosofía visual para niños. (3 títulos) Wonder Ponder. Preguntarse a través de las imágenes, para responderse a través de la experiencia. Caminos que se abren a partir de situaciones cotidianas. Un proyecto original que busca aproximar a los niños al campo de la ética y la filosofía renunciando al dogmatismo.


Scott, Katie. Historia de la vida. Evolución. Impedimenta. Imprescindible en mi biblioteca de biólogo evolucionista. De vez en cuando me lo traigo a clase y lo despliego ante la atenta mirada de mis alumnos. Es importante ponerle cara a las formas de vida pasadas y de paso, darle un toque de color a la Escuela.


Goes, Peter. La línea del tiempo. Maeva. Recomendadísimo para todos los aficionados a la historia, una maravilla gráfica que ilustra nuestra historia desde el mismísimo “Big-Bang” hasta el día de hoy. Saquémosle partido...



Demois, Agathe y Godeau, Vincent. La gran travesía. Patio. Cuaderno ilustrado que con una lupa mágica nos descubren el interior de los objetos. Grandes o pequeños, enormes o insignificantes, todos esconden detalles interesantes desde la perspectiva del buen observador.


Laval, Anne. Caja de cuentos. mtm Editorial. Juego interactivo que permite combinar escenas de cuentos clásicos originando así historias emergentes que desarrollan la imaginación. ¡Sería maravilloso hacer algo parecido con las funciones de Propp!


Baobaby Studio. Ekológico. mtm Editorial. Un cuaderno gigante para aprender y hacer actividades que se relacionan con el desarrollo sostenible y algunos conceptos básicos sobre la ecología. Datos curiosos sobre las abejas, el ciclo del agua o el mundo del reciclaje.

Bogucka, Kasia y Tomilo, Szymon. Kulinario. mtm Editorial. Libro de actividades en gran formato que nos desvela los intringulis, no sólo de la cocina, sino de cómo hacer la compra, cómo preparar un picnic o hacer un tentempié fácil.


Sugranyes, Miriam. Boletus. Pequeña guía de setas para colorear. mtm Editorial. Aunque se editó hace ya, me he permitido la licencia de traer esta belleza para colorear a estos primeros días del otoño en los que níscalos, macrolepiotas, negrillas y otros hongos empiezan a poblar pinares y robledales de nuestra geografía. A la plancha, acompañadas de castañas asadas... Mmmmm.

Autoría de la imagen principal de esta entrada ©Estudio Milimbo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...