viernes, 21 de febrero de 2014

Las adivinanzas y la vida


La vida parece un enigma. Te lleva de un lado a otro, te desorienta mientras discurres por bellos pasajes, por tristes laberintos… El tiempo parece un rompecabezas al que no encontramos la pieza final y que hay que empezar una y otra vez… Si añadimos que nunca he sido bueno con acertijos y adivinanzas, esos juegos verbales de rima facilona que te exprimen el cerebro para no dar jamás con la solución aproximada, la cosa está jodida…
Me desespero con estos misterios envueltos en el celofán de las palabras…, y lo peor de todo es que algún otro de mente despejada y lucidez paradójica, te tome la delantera en el juego, gritando de viva voz la salida a tan enrevesada definición…
Es por ello que, si son de este tipo de personas, aquí les traigo tres adivinanzas, mientras yo sigo perdido en la mía, una que no se puede resolver echando mano de ningún libro…

Millares de soldaditos
van unidos a la guerra
todos arrojan sus lanzas
que caen de punta en la tierra.

***

Un animal que no cesa
de comer y de gritar;
siempre está pidiendo agua
pues come con mucha sal.

***

Aunque parezca rareza
lo cierto es que este señor
golpea con la cabeza
sin que le cause dolor.

Nicolás Guillén.
Adivinanzas.
En: Selección poética.
Ilustraciones de Nelson Villalobos.
2013. Vigo: Faktoría K de Libros.
Ilustración de la entrada: Shaun Tan. 2008. El árbol rojo.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...