jueves, 26 de febrero de 2015

De políticos y lluvias agoreras


Por fin ha terminado el llamado “Debate del estado de la nación”, otra pantomima democrática que sólo sirve para dar pábulo (¿Más todavía? ¿Acaso no tenemos bastante?) a charlatanes y vendepeines (¿Quién se atrevió a mentar en este teatrillo la digna profesión del cuentacuentos? Sinvergüenza…). Unos predicadores que hablan de las plagas y catástrofes, de los huracanes y tempestades que asolarán el patio del vecino. ¡Cómo si los meteoros distinguieran entre los de unos y los de otros...! Imbéciles… Todos los patios son del mismo vecino: nosotros.

Mirando el jardín,
anuncia el vecino:

un gran chaparrón,
caerán pingüinos,
sapos y lagartos,
arañas y mirlos,
ratones, conejos,
dos ciervos, un tigre,
un oso hormiguero,
loros, cotorritas,
jirafas, tortugas,
focas, jabalíes…

Lo escuchas alegre
y piensas tranquilo:

El jardín vecino
será un gran zoológico
después del diluvio.

Germán Machado.
En: Ver llover.
Ilustraciones de Fernando de la Iglesia.
2010. Buenos Aires: Calibroscopio.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...