viernes, 7 de noviembre de 2014

LIJ Albaceteña (III): De experiencias lectoras...


Aunque, como ya hemos visto en los anteriores post dedicados a la LIJ albaceteña, en esta ciudad podemos encontrar infinidad de libros, también necesitamos actividades, estrategias y programas institucionales que nos hagan sumergirnos en álbumes ilustrados y novelas, en cómics y libros de actividades. Es por ello que hoy les traigo algunas experiencias a las que el tiempo ha dado la razón y que creo que son bastante reseñables, tanto dentro, como fuera de nuestro término municipal.
En primer lugar he de llamar la atención sobre la Bebeteca de la BibliotecaPública del Estado. Nadie imaginaba cuando esta experiencia empezó que iba a tener una aceptación como la que ha tenido ya que hay cola de espera para inscribirse en ella. La bebeteca no es sólo un espacio para niños entre 6 meses y 3 años de edad, no. En la bebeteca participan los padres y se les dan orientaciones para desarrollar el gusto por la lectura en sus hijos, al mismo tiempo que  se familiariza al niño con la figura del libro y se leen libros sencillos acompañados de ritmos y canciones.


La segunda de las experiencias es el Programa de Cuentacuentos de la Red deBibliotecas Municipales de Albacete. Hace cerca de veinte años se inicio el programa de cuentacuentos en las bibliotecas de barrio en el que, a través de pequeñas dramatizaciones y obras de teatro se interpretaban las historia s que encerraban algunos libros y relatos. Aunque en principio se desarrollaban como actividad extraordinaria, han pasado a ser, en coordinación con los colegios y los institutos de la capital, una actividad lectiva más a realizar durante el curso.


Además de las instituciones, los apasionados por la Literatura Infantil y Juvenil también han ido desarrollando sus propias actividades para disfrutar entre ellos o para hacer disfrutar a los demás, como es el caso de Club de LecturaPomelo que se definieron a sí mismos como “adultos que disfrutamos leyendo literatura para niños”. Aunque con un periodo de ferviente actividad hace unos años, ahora se encuentra más paralizado, algo que no quita para animar a otros a que continúen con esta labor tan hedonista de los álbumes ilustrados.


Por último, una experiencia personal (de las muchas que hay) de dos bibliotecarias albaceteñas (los créditos, en el próximo capítulo de este serial) que ha quedado recogido en un material producido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Lleva por título “Los molinos del saber popular” y, con fácil uso y agradable formato, intenta dar buena cuenta de algunos de nuestros refranes (algunos de ellos quijotescos) y, de paso, acercar las curiosidades lingüísticas a los pequeños lectores.
Y como colofón decirles que, todos estas iniciativas caen en saco roto si nadie aprovecha la oportunidad de disfrutarlas, por lo que no se lo piensen dos veces y ¡aprovéchenlas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...